Bankia asesorará a sus 8,2 millones de clientes en la venta de fondos de inversión

La entidad ofrecerá también productos de terceros cuando los usuarios rechacen los consejos

El banco que preside Goirigolzarri no exigirá un importe mínimo y evaluará la indoneidad una vez al año

gestoras Ampliar foto

Bankia ya ha diseñado su modelo de comercialización de fondos de inversión. La supernorma europea Mifid 2, que entró en vigor ayer, exige que los distribuidores de productos financieros, entre los que destacan los relacionados con las instituciones de inversión colectiva –fondos y sociedades de inversión de capital variable (sicavs)–, ofrezcan asesoramiento o productos de terceros para poder embolsarse los denominados incentivos.

Entre enero y junio, las gestoras españolas entregaron 738 millones de euros a sus distribuidores, de los 1.189 que ingresaron en comisiones de gestión, según los datos de la CNMV. Esta cuantía es el 62% del total.

La entidad que preside José Ignacio Goirigolzarri ha informado por carta, que puede consultarse en la edición web de CincoDías, a sus clientes que desde ahora se prestará un servicio de asesoramiento no independiente en materia de fondos de inversión. Es decir, los clientes deberán cumplimentar un test de idoneidad, en el que el inversor expondrá sus expectativas de ganancia, sus necesidades de liquidez, su experiencia previa, así como sus conocimientos financieros. Con el resultado de este cuestionario encima de la mesa, Bankia ofrecerá productos de su gestora y, de acuerdo a las reglas de la directiva europea, podrá cobrar un incentivo por su comercialización.

El número de clientes de Bankia se sitúa en 6,5 millones, según los últimos datos públicos disponibles, a los que han de sumarse los 1,7 millones procedentes de BMN, entidad recientemente absorbida. Estos 8,2 millones tendrán asesoramiento sin necesidad de disponer de un patrimonio mínimo, explica un portavoz de la entidad.

Hasta ahora, el asesoramiento estaba reservado a los clientes con patrimonios elevados, encuadrados en las divisiones de banca privada (a partir de 600.000 euros) y de banca personal (por lo general, con más de 75.000 euros). A estos clientes se les ofrecían también productos de terceros, especialmente de gestoras extranjeras. Los datos de noviembre revelan que el importe de los fondos de inversión de otras gestoras comercializados por Bankia es de 1.900 millones. Además a esa cifra se suman otros 8.750 millones en fondos de fondos de terceros.

La entidad también explica por carta a sus clientes que ha llevado a cabo un intenso esfuerzo de formación de su plantilla. El año pasado puso en marcha un plan de capacitación para 5.500 personas de las alrededor de 9.000 que constituyen su fuerza comercial. El banco firmó un acuerdo con el Colegio Universitario de Estudios Financieros (CUNEF) y el Instituto Español de Analistas Financieros (IEAF).

“Ese asesoramiento será ofrecido por los empleados habilitados para ello, tras haber superado las pruebas exigidas por Mifid 2”, señalan desde Bankia.

Bankia Fondos es la quinta mayor gestora de fondos de inversión en España con un patrimonio de 15.181 millones de euros, según los datos provisionales de diciembre de la asociación de fondos de inversión, Inverco (véase gráfico), mientras que su número de partícipes supera los 640.000, según esta misma fuente. La gestora ingresó entre enero y junio unas comisiones de gestión de 48,8 millones de euros, de las que entregó en concepto de incentivo por su venta 34,2 millones. Es decir, casi el 70%.

En las cuentas de los primeros nueve meses del año, Bankia revela que las comisiones derivadas de fondos de inversión, pensiones y seguros sumaron 222 millones de euros, un 4,9% más que en el mismo periodo de 2017.

Hasta que se ejecuten los cambios, los fondos que Bankia ofrece por defecto a los clientes minoristas que no estén dentro de banca personal o banca privada las carteras fabricadas por la gestora del grupo. La gestora señala que, al margen del servicio de asesoramiento, también ofrecerá un servicio de comercialización, que no estará vinculado al asesoramiento. Esta posibilidad estará disponible tanto en oficina como en internet: “En Bankia Online dispondrá también de una amplia gama de producto, incluidos fondos de inversión, en comercialización”. Un portavoz aclara que bajo esta última modalidad “sí entran los productos de terceros”.

Sabadell y Liberbank

En Sabadell ofrecerán a los clientes los productos más adecuados a sus características, objetivos y necesidades, independientemente del gestor comercial que les atienda. Los inversores deberán cumplimentar, como en el caso de Bankia, un test de idoneidad.

La entidad que preside Josep Oliu también comercializará productos de terceros en caso de que el cliente no quiera asesoramiento. Liberbank asesorará también a todos los públicos, y en solo contratación ofrecerá 400 productos propios y de terceros.

No se podrán disfrazar los incentivos

Puerta trasera. Algunas entidades y consultoras habían detectado una vía alternativa. El truco está en que en las cuentas consolidadas de los grandes grupos no tendría efecto la pérdida de incentivos por distribución. Toda la comisión de gestión quedaría en casa porque las gestoras son filiales al 100%, como en CaixaBank, BBVA, Bankia, Sabadell, y Santander.

La CNMV cerrará esta puerta trasera: “La nueva regulación de percepción (o prohibición) de incentivos no puede soslayarse mediante prácticas de integración vertical, en las que simplemente se suprima el pago explícito de incentivos por parte de la gestora al comercializador del grupo”. 

Normas