Europa dispara contra los CFD sobre el bitcóin y las opciones binarias: aquí están las alertas

La Esma intenta proteger a los minoristas de la especulación

La criptodivisa se hunde un 40% desde sus máximos

Sebastián Albella, presidente de la CNMV.
Sebastián Albella, presidente de la CNMV.

El coordinador de las comisiones de valores europeas, la Esma, ha lanzado su consulta sobre productos considerados tóxicos para los pequeños inversores. Están en el punto de mira los contratos por diferencias (CFD, por sus siglas en inglés) y las opciones binarias, que suelen funcionar con el lema, doble o nada y que anuncian beneficios desorbitados. El funcionamiento de estas opciones se asemeja más al de la ruleta de un casino que a la de un producto de inversión.

La Esma, finalmente, considera que no es necesario prohibir la comercialización de los CFD ni de los derivados Forex, aunque sí es partidaria de eliminar de los escaparates de los intermediarios bursátiles las opciones binarias dirigidas a los minoristas. O al menos imponer límites muy estrictos a su publicidad. No plantea en ningún caso la restricción en la venta de este producto a inversores institucionales.

El organismo que vela por el buen funcionamiento de los mercados en la Unión Europea señala que los CFD deben cumplir varias restricciones. Su apalancamiento máximo irá en función del activo al que esté ligado e irá desde las cinco veces (apostar por 5 euros con 1 en la cuenta) de las acciones a las 30 de las divisas (30 euros con solo 1).

La Esma también baraja establecer un nivel máximo de saldo negativo en las cuentas –aunque esta medida de protección es polémica, pues trasladaría el riesgo al emisor del producto–, así como crear una alerta estándar para los CFD a nivel europeo. En este aviso destacaría el porcentaje de inversores que han sufrido pérdidas con este producto, que oscila entre el 74% y el 89% del total, en función del estudio.

La CNMV ya envió el pasado marzo una carta a las firmas con estos productos con las normas que cumplen desde abril. Durante las dos primeras operaciones con cualquiera de los productos mencionados, la entidad deberá recabar la firma, en papel o digital, del cliente considerado minorista. El umbral en el que surte efecto esta norma es un apalancamiento superior a 10 veces. Es decir, cuando se opere por el equivalente a más de 10 euros con solo uno en la cuenta.

Otra de las propuestas a consulta de la Esma hasta el próximo 5 de febrero es prohibir que se incentive la utilización de estos productos con promociones. También sugiere una regla que garantice el cierre de una posición al alcanzar un determinado margen, sobre la base de cada posición del cliente. "Serviría para estandarizar el porcentaje del margen al que los proveedores deben cerrar las posiciones abiertas en CFD de inversores minoritas", señala la CNMV.

La Esma está además preocupada por el encaje de las criptodivisas en la nueva normativa para el mejor funcionamiento de los mercados en Europa, Mifid 2. Así, el organismo resalta que los activos subyacentes han mostrado una extrema volatilidad y pone encima del tapete si sería conveniente en estos casos, que incluyen al bitcóin, un apalancamiento de cinco veces o incluso más bajo, de dos, o llegar a prohibir ningún tipo de apalancamiento. En los CFD sobre criptodivisas sí deja la puerta abierta incluso a vetar su venta a clientes minoristas.

El bitcóin se hunde un 40% respecto al récord decasi 19.200 dólares que alcanzó el pasado mes de diciembreCon todo, la criptodivisa se recuperó ayer hasta los 11.700 dólares, después de que el miércoles corrigiera hasta los 9.500 dólares, ante las posibles restricciones a su uso en Japón y Corea del Sur.

Normas