NH denuncia que la crisis catalana le ha costado dos millones de beneficios

Barceló asegura que la ciudad Condal "Ha pasado de ser la ciudad estrella por antonomasia de la hotelería urbana española a que tengamos sombras"

NH no cierra la puerta a futuras fusiones con otras compañías, “pero siempre que le encaje a los accionistas”

NH denuncia que la crisis catalana le ha costado dos millones de beneficios

Era el primer encuentro oficial entre dos altos ejecutivos de Barceló y NH tras la fusión fallida. En un lado, Ramón Aragonés, consejero delegado de NH. En el otro, Raúl González, consejero delegado de Barceló para Europea, Oriente Medio y África. La pregunta la formuló Paco Marhuenda, el moderador de la mesa. “¿Por qué se ha frustrado la operación de fusión?”, preguntó durante el inicio de una mesa redonda dentro del Foro Hotusa Explora.

El primero en responder fue González, que apuntó que era una operación interesante para consolidar el tamaño del sector en el panorama mundial. “La empresa hotelera más grande de España (Meliá) apenas supone el 4,1% del total en el mundo; NH apenas tiene el 2%. Nos parecía que una operación para sumar fuerzas tenía sentido”, apuntó durante su exposición. Por su parte, Aragonés no quiso entrar a valorar las razones por las cuáles se había rechazado la oferta y se remitió al hecho relevante enviado por la compañía a la CNMV la pasada semana, aunque no obvió la pregunta sobre la concentración en el sector. “Es un mercado que está muy atomizado en España. Creo en la concentración del sector. Pero tienen que ser operaciones que les encajen a los accionistas”, apuntó abundando en los argumentos esgrimidos por el presidente del Consejo de Administración de la hotelera, Alfredo Fernández Agrás, la pasada semana. En concreto consideró que la oferta era baja y que no aportaba valor al accionista.

Entre Aragonés y González se encontraba Amancio López, presidente de Hotusa, que también quiso terciar respecto al tema de la concentración. “Soy partidario de las concentraciones, pero siempre que generen sinergias. No siempre dos y dos suman cuatro”, recalcó. En su opinión es necesario adquirir dimensión, pero las futuras operaciones no solo dependerán de ello. “En un mundo global en el que ya hay varias hoteleras españolas entre las cincuenta más importantes, es necesario ganar tamaño”, apuntó.

Al margen de futuras fusiones o adquisiciones, los tres directivos se mostraron optimistas respecto a las perspectivas empresariales para este año. Especialmente positivo fue el consejero delegado de NH, que consideró que 2018 va a ser un año extraordinario para NH en España. “Somos muy optimistas”. La única zona de sombra se encuentra en Barcelona, en el que el proceso de independencia ha restado, tal y como confesó Aragonés, dos millones de beneficios a la compañía.

Las tensiones vividas entre octubre y noviembre también han pasado factura a Barceló. González puso como ejemplo uno de los hoteles que tienen en la capital catalana para exponer el cambio de tendencia desde el referéndum del 1 de octubre. “Pasó de tener una previsión de incremento del 22% en octubre a cerrar ese mes con una caída del 6%. Ha pasado de ser la ciudad estrella por antonomasia de la hotelería urbana española a que tengamos sombras”. Por su parte, López precisó que si continúa el conflicto en la calle, “la tendencia será difícil de romper”.

Normas