Spencer Dale: "El coche eléctrico tendrá un impacto en la demanda de petróleo de apenas el 1%”

Prevé que el número de coches eléctricos pase de los tres millones actuales a 100 millones en 2035

El petróleo y el gas supondrán el 50% de la energía global ese año

Spencer Dale
Spencer Dale, Economista Jefe de BP.

Responsable de asesorar a la junta y equipo directivo de BP sobre tendencias energéticas en el mundo, Spencer Dale, dirige los reputados informes de la compañía: el Statistical Rewiew y el Global energy Outlook. No se considera un gurú del sector y asegura que estos informes no responden a una visión optimista del futuro, pues son una herramienta para abordar las inversiones del grupo petrolero.

¿El precio del barril se mantendrá este año en torno a 60 dólares?

Eso me gustaría saber a mí. Hay tres factores que determinarán la evolución de los precios: si la OPEP mantiene sus restricciones a la producción; cómo se comportará el petróleo no convencional en EE UU (si se abren nuevos pozos y aumenta la producción tendrá un impacto en los precios) y cuál será el nivel de los stocks. Si estos siguen elevados, la situación se mantendrá, pero si bajan mucho, los acuerdos se romperán, aumentarán la producción y subirán los precios. Será clave monitorizar los factores subyacentes, por ejemplo, el crecimiento de la demanda, sobre todo, en Asia, que es la que establece el nivel general; el ritmo de la producción no convencional y los stocks. Si consideramos estos factores y hacemos un seguimiento, sabremos lo que hará la OPEP, incluso antes de que tome una decisión.

¿La producción del crudo no convencional en EE UU ha reducido su ritmo?

El pasado otoño dejó de aumentar el número de puntos de producción y con la presentación de los resultados del tercer trimestre, muchos productores dejaron de situar su objetivo en el crecimiento para centrarlo en la remuneración a los inversores. La pregunta es si, con precios por encima de 60 dólares, ¿seguirán los productores centrando sus esfuerzos en el retorno de la inversión o en el crecimiento? Yo creo que será esto último, pero no sé en qué medida.

"Los países con grandes reservas, como Arabia Saudí, deberán reformar totalmente su economía"

Las previsiones del Statistical Rewiew y el Global Energy Outlook de BP parecen dibujan un escenario optimista del mercado.

Estos informes son una herramienta de nuestra estrategia. Este ha sido un año de recortes y, aun así, hemos invertido 15.000 millones de dólares. El análisis que presentamos tanto al consejo como a la dirección de la empresa es el mismo que presentamos al público. No nos serviría en absoluto presentar un paisaje maravilloso, pues no nos ayudaría a cumplir nuestros objetivos. Otra cuestión es la interpretación que haga cada uno de nuestro análisis. Pedimos a los expertos que juzguen el informe tal como lo presentamos y si consideran que no es plausible, que nos lo hagan saber y lo debatimos.

El problema del petróleo ya no son las reservas, sino que las políticas contra el cambio climático harán reducir su demanda.

En el mundo hay abundancia de petróleo, pero los cambios son un problema para países con grandes reservas, a 80 o 90 años, no para las petroleras, como BP, con reservas a 10 o 12 años. La pregunta es si dentro de 80 años el barril valdrá igual que ahora. Si la respuesta es no, ¿por qué mantener un nivel de producción para 80 años cuando lo racional sería producir ahora el máximo de barriles? Esto nos lleva a un mundo competitivo en el que los que producen a un menor coste venden grandes cantidades para expulsar del mercado a los que producen a un precio más elevado. El ritmo al que este mercado se desarrolle depende de la capacidad de los productores low cost de adaptarse a la nueva economía de forma sostenible.

¿Es un problema solo para los países?

Hay países, incluso los que producen a 50 o 55 dólares, que tienen un gran déficit fiscal, pues financian su sector público con los ingresos del petróleo. Estos van a tener que sobrevivir a precios más bajos, que reformar totalmente su economía. Tal es el caso de Arabia Saudí con su Proyecto 2030.

¿La salida para las petroleras son las energías renovables?_

BP lidera esa estrategia: cuenta con un importante negocio de biocombustibes en Brasil;_un parque eólico en EE UU y acaba de firmar una alianza con una firma solar en Reino Unido. Si cumplimos con los objetivos de la Cumbre de París el mundo seguirá necesitando muchísimo petróleo y gas en los próximos 30-40 años, por lo que es inteligente invertir en renovables y también en gas y petróleo. BP lo hará en aquellos negocios en los que tenga una ventaja comparativa.

Pero un gran negocio como el petróleo no puede ser sustituido por el de renovables.

Las renovables proporcionan hoy el 3% de la energía mundial y, según nuestras previsiones, en el mejor de los casos, en 2035 podría subir al 10-12%. El petróleo y el gas seguirían suponiendo el del 50% o más de la energía mundial. Por tanto, lo lógico es que las renovables de la cartera de BP crezca en en esa línea. Podría parecer un porcentaje pequeño y que se trata de un lavado de cara, pero lo que hace es reflejar el mundo en el que vivimos y que en 30-40 años las renovables por mucho que crezcan, supondrán un porcentaje bajo de la energía consumida. Teniendo en cuenta que BP tiene una ventaja competitiva en el gas y el petróleo, sería ridículo centrarnos en renovables.

 ¿Cómo evolucionará la demanda de petróleo a largo plazo con la competencia del coche eléctrico? 

Es imposible de predecirlo, dependerá de su penetración. Actualmente, hay tres millones de coches eléctricos en el mundo y consideramos que en 2035 podría haber 100 millones de coches y un impacto pequeño en la demanda, de apenas 1,5 millones de barriles día, frente a una producción total de 95 millones de barriles al día, que puede llegar a 110 millones ese año. Incluso si el coche eléctrico crece dos o tres veces más de lo que hemos calculado (200 o 300 millones de unidades) supondría tres o cuatro millones de barriles/día, sobre un mercado de 110 millones.

Y siempre quedará la petroquímica. ¿No?

La demanda de petróleo que no requiere combustión, supone una pequeña fracción de la demanda: 8 o 9 millones de barriles/día, pero será una fuente importante de crecimiento. Esto es así porque la eficiencia del petróleo como materia prima es menor, que el que se usa para combustión: mientras el coche va siendo más eficiente, necesita menos combustible para recorrer los mismos de kilómetros, cuando lo utilizo para hacer pintura, necesitaré la misma cantidad de petróleo hoy que dentro de 10 años. El crecimiento de la petroquímica será importante, pese a su menor volumen.

Normas