La pujanza del bitcoin pone en guardia a supervisores de medio mundo

Japón estudia limitar el volumen de las operaciones con la moneda virtual

La SEC alerta al público de las ICO, "emisiones" privadas de criptodivisas

bitcoin
Cajeros automáticos de bitcoins en China. EFE

A medida que la cotización del bitcoin rompe todo tipo de límites y calificativos, y después de que su cotización en los mercados de futuros haya abierto la puerta a la generalización de las inversiones en la criptodivisa, los supervisores de medio mundo han acelerado las llamadas a la prudencia.

Las autoridades financieras de Japón, donde el bitcoin tiene estatus de divisa, planean limitar las operaciones en las casas de cambio del país tras dispararse el volumen de las transacciones realizadas en yenes, informaron medios locales. Su situación legal permite que las casas de cambio realicen operaciones altamente especulativas, como inversiones a crédito, lo que posibilita compraventas con sumas de dinero mucho mayores de las que se poseen. La Agencia de Servicios Financieros de Japón planea poner topes a este tipo de operaciones tanto en corto como en largo para frenar la especulación, según el diario nipón.

Desde el pasado domingo, el bitcoin cotiza en el mercado de derivados de Chicago, lo que permite que fondos de inversión entre en este mercado y abre la puerta a inversores tradicionales. El precio, que arrancó 2017 en 1.000 dólares y en verano rondaba los 4.000, ha tocado los 19.000 en una casa de cambio durante el lunes.

Las alertas de la burbuja creada en este mercado son innumerables. Blackrock, la mayor gestora de fondos del mundo, ha asegurado que las valoraciones son "extremas" y similares a las de una burbuja. El ex presidente de la Reserva Federal, Alan Greenspan comparó la divisa con la "moneda continental" creada en los Estados Unidos antes de la revolución y que acabó valiendo  cero. En esta misma línea se han pronunciado premios Nobel o el Banco Internacional de Pagos de Basilea.

La Asociación Norteamericana de Administradores de Valores, organización sin ánimo del lucro dedicada a la defensa del inversor, cree que la criptodivisa está en fase "maníaca", y ha advertido que incluso algunos particulares se están hipotecando o tirando de tarjeta de crédito para poder comprar bitcoins.

La SEC, supervisor de los mercados estadounidenses, ha alertado que en las criptodivisas y las emisiones privadas de monedas (ICO), donde hay menos protección para el inversor que en mercado estándar. El organismo paró ayer una de estas emisiones, en las que empresas privadas venden criptodivisas de su propia creación. "Si una oportunidad es demasiado buena como para ser verdad, o presionan al inversor para actuar rápidamente, por favor extremen la precaución", señaló en una nota.

Normas