El BCE advierte del riesgo para la estabilidad financiera que se larva en los fondos

Activos de peor calidad y menores colchones de liquidez podrían generar problemas

La incertidumbre política puede elevar la prima de riesgo de algunos países

Mario Draghi
Mario Draghi, presidente del BCE EFE

El BCE señala en su último informe de estabilidad financiera, publicado hoy, que los indicadores de riesgo sistémico se ha mantenido en niveles reducidos en los últimos seis meses. Aun así, advierte de que los mercados son vulnerables a un aumento repentino de la volatilidad, en niveles de mínimos históricos, lo que podría ser síntoma de un cambio brusco de rumbo. Uno de los focos de riesgo a los que apunta el BCE es el de los fondos de inversión, que estarían asumiendo niveles elevados de riesgo en su carrera de búsqueda de rentabilidad.

“Los riesgos para la estabilidad financiera de la zona del euro también pueden surgir del sector de fondos de inversión. Este sector ha seguido aumentando su nivel de asunción de riesgos en los últimos años. La asignación de activos se ha reajustado en favor de activos de mayor rentabilidad y menor calificación”, explica el BCE. La institución advierte también que en paralelo a esa mayor asunción de riesgos, “los colchones de liquidez de los fondos de renta fija han ido contrayéndose progresivamente en todos los segmentos del mercado de fondos de inversión”.

La combinación de esos mayores riesgos y de unos colchones de liquidez más limitados desembocaría en problemas de reembolsos en caso de que las primas de riesgo se elevaran a nivel mundial, añade la institución que preside Mario Draghi.

Primas de riesgo

El Banco Central Europeo (BCE) apunta también que las nuevas incertidumbres políticas podrían instar a exigir mayores primas de riesgo sobre los bonos soberanos, lo que podría desencadenar en problemas de sostenibilidad de la deuda en algunos países de la zona euro. Asimismo, asegura que existen riesgos derivados de los elevados niveles de deuda en el sector privado no financiero de los países miembros de la zona euro tanto en términos históricos como en comparación internacional.

Una vez apuntados los principales riesgos para la estabilidad financiera, que no se habrían acentuado, el BCE considera en cualquier caso que “están parcialmente mitigados por la mejora de las condiciones económicas.

Normas