La CNMV abrirá un buzón en los próximos días para dar chivatazos

El supervisor ha tomado medidas tras revisar a diario el valor de numerosos fondos de inversión y detectar problemas en la valoración

Sebastián Albella es partidario de equiparar la fiscalidad de fondos clásicos y los cotizados

Sebastián Albella, presidente de la CNMV, ha realizado un balance de su primer año al frente del supervisor de los mercados y ha asegurado en el Foro CincoDías patrocinado por Sabadell celebrado el lunes 27 de noviembre que la actividad supervisora ha sido muy intensa este año.

El jefe del organismo ha puesto como ejemplo de esta actividad la supervisión a distancia de las instituciones de inversión colectiva: "Recurrentemente llevamos a cabo análisis sobre las rentabilidades diarias de los fondos de inversión y las sicavs que tienen por objetivo identificar variaciones atípicas o anómalas de los valores liquidativos de las instituciones con base a un proceso de análisis que requiere la captura de un elevado volumen de información de mercado y la parametrización de toda la información reservada que remiten las entidades".

Albella ha destacado que ese "análisis permite detectar numerosas incidencias que, en ocasiones, ha puesto de manifiesto deficiencias relevantes en los medios y procedimientos de control de algunas entidades". Después ha añadido que esto ha permitido tomar las medidas oportunas para solventar estos problemas. 

Fiscalidad de los ETF

El jefe del supervisor ha conminado también a mejorar la fiscalidad de los fondos cotizados (ETF), que ahora mismo no disfrutan en su traspaso del aplazamiento fiscal con el que sí cuentan los fondos clásicos. Preguntado por si estaría a favor de equilibrar la fiscalidad de estos productos, ha afirmado que la CNMV "está a favor de un marco que sea neutral". "Creemos que la competencia está muy bien, y que un marco que la favorezca será positivo para el cliente”, ha afirmado tras afirmar que existe un agravio tributario respecto a otros países.

Desde Inverco defienden que la equiparación fiscal de los ETF españoles a los fondos de inversión, que permiten traspasos sin tributar por las plusvalías requiere un cambio legal. “Técnicamente no está claro cómo hacerlo”, apuntan. Así, sería necesario adaptar el actual sistema nacional de compensación electrónica, por el que se hacen los traspasos de fondos a su valor liquidativo una vez al día, a traspasos en ETF que podrían hacerse en cualquier momento del día dada su condición de fondo cotizado. 

La Dirección General de Tributos (DGT) elaboró un informe publicado el 4 de diciembre de 2006, mencionado en una presentación de la CNMV, que puede consultarse en CincoDías, y en varios documentos del Tesoro que sentencia que “resulta de aplicación el régimen fiscal de los fondos ordinarios, con la obligación de practicar retención y con la aplicación del régimen de diferimiento fiscal a los traspasos a ETF extranjeros armonizados que se comercialicen en España y estén admitidos a negociación en una Bolsa distinta a la española”. Es decir, estos sí se podían beneficiar del aplazamiento fiscal pero no los que cotizan en España. 

Desde una gestora de fondos que pertenece a una entidad financiera apuntan que los ETF no son un producto demandado por el cliente particular y que son los gestores profesionales quienes en España hacen uso de los fondos cotizados para el diseño de su cartera de productos. Los fondos cotizados son, sin embargo, un producto con comisiones muy inferiores a los fondos tradicionales, cuya oferta está condicionada por el dominio de la industria española que tienen las gestoras de los bancos.

Regulación Mifid 2

Albella ha rechazado de plano una moratoria en la aplicación de la normativa europea Mifid 2, cuya trasposición se retrasará hasta enero, pese a que debería entrar en vigor a partir de ese mes. "Se trata de un conjunto de normas, algunas de las cuales son de aplicación directa, y hay disposiciones que lo que hacen es profundizar normas ya existentes". Albella ha señalado que los trabajos normativos están muy avanzados, más allá de que exista algún retraso puntual, "de uno o dos meses", en algún desarrollo.

Así, ha asegurado que las restricciones en el cobro de los incentivos por parte de los distribuidores de fondos reflejadas en el actual borrador se mantendrán, según su conocimiento. Esta restricción solo permite a los bancos cobrar incentivos por la comercialización de estos productos si ofrecen fondos de terceros o prestan asesoramiento de calidad. La banca y las gestoras han pedido, y piden, flexibilizar esos criterios, así como una moratoria en sus exigencias.

Registros telefónicos

Respecto a la capacidad de recabar información sobre registros telefónicos, a través de autorización judicial, ha indicado que la conseguirá tras habérsela pedido explícitamente al Ministerio de Economía. También ha solicitado acceder a los registros del Comisión de Prevención de Blanqueo de Capitales e Infracciones Monetarias (Sepblac), de manera que no tengan que dirigerse a entidad por entidad.

La ventanilla para realizar denuncias sobre eventuales abusos de mercados (en la jerga, whistleblowing) está lista para que pueda utilizarse en la página web de la CNMV en los próximos días. Es una normativa que viene de Europa y que debe acabar de definirse por parte del Ministerio de Economía.

La reforma de los supervisores, con la integración del su absorción del Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas (ICAC) anunciada por Luis de Guindos en enero, está todavía por definir, al igual que la creación de una ventanilla única sobre reclamaciones del sector financiero. “Todavía no hay nada en el horizonte”, ha asegurado.

Resolución de Popular

La CNMV estuvo muy activa en el seguimiento de lo que ocurrió con Popular con su resolución el 7 de junio y después ha continuado muy pendiente con este tema. El organismo supervisor aprobó el folleto de los bonos subordinados que ha ofrecido Santander y se muestra respetuoso con su evolución.

En cuanto a las perspectivas de salidas a Bolsa, es optimista “Estamos ya trabajando con alguna compañía y quiero animar a todas las empresas interesadas a dar el paso. Solo tiene ventajas: más transparencia, más profesionalidad, imagen pública y mayores capacidades de financiación”. “Los contras son inferiores a los pros”, ha sentenciado. En el año, se han producido los estrenos de Prosegur Cash, Neinor, Gestamp, Unicaja y Aedas, además de los saltos al mercado sénior de Borges y MásMóvil.

Plantilla

Albella ha destacado que la CNMV es una organización más compleja tras reconocer la profesionalidad de la plantilla y ha insistido en el trabajo derivado de la avalancha normativa. "Para hacer frente a estas responsabilidades, contamos con poco más de 400 personas, un número demasiado ajustado y en la banda baja respecto a nuestros comparables". Con todo, y tras haber logrado el compromiso de fichaje de 50 técnicos este ejercicio, ha agradecido los compromisos a Economía y Hacienda: "En 2018 está previsto que nuestra plantilla suba un 10% para hacer frente a las regulaciones derivadas de Mifid 2", ha adelantado.

Normas
Entra en EL PAÍS