Combate del abuso de mercado

La CNMV diseñará un buzón para chivatazos y podrá pagar por ellos

El 3 de julio entra en vigor el reglamento europeo para luchar contra el abuso de mercado. La CNMV abrirá un buzón de denuncias, que podrán ser anónimas, y podrá pagar por los chivatazos fructíferos

Elvira Rodríguez, presidenta de la CNMV.
Elvira Rodríguez, presidenta de la CNMV.

El uso de información privilegiada y la manipulación de precios –las dos modalidades de abuso de mercado– son las bestias negras de todas las Bolsas del planeta, y de sus respectivos supervisores. Uno de los efectos colaterales, positivos, de la crisis financiera es la regulación para proteger más a los pequeños inversores y, al tiempo, estrechar el cerco de actuación a los delincuentes.

El reglamento que combate las operaciones ilegales en los mercados de la Unión Europea comienza a funcionar el próximo 3 de julio. La norma incluye las plataformas de negociación alternativas: en España, el Mercado Alternativo Bursátil (MAB) y el mercado alternativo de renta fija (MARF). También se aplicará a los derivados sobre materias primas –petróleo, gas y alimentos, entre muchos otros– siempre que no sean productos energéticos al por mayor.

Otra novedad es que se castigará no solo la utilización de información privilegiada – comprar acciones antes de que se conozca una oferta pública de adquisición (opa) con prima, por ejemplo–, sino que bastará con que se den recomendaciones basadas en ella.

La norma prohíbe no solo la manipulación de precios, sino su mera tentativa; por ejemplo, a través de la introducción de órdenes de compraventa que no se ejecutan. Menciona específicamente las estrategias de alta frecuencia (high frecuency trading) y su capacidad de distorsión de las cotizaciones.

3

días es el plazo en el que “las personas con responsabilidades de dirección” deberán informar de toda operación sobre acciones o bonos del emisor.

30

días es el periodo previo _a la presentación de resultados en el que los directivos no pueden ni comprar ni vender acciones o deuda.

10%

es porcentaje mínimo de la multa que la SEC de EE UU entrega como premio a los denunciantes.

El reglamento, que entra en vigor en menos de un mes, reduce el tiempo de comunicación de operaciones de compraventa de acciones o deuda por parte de consejeros y directivos desde los cinco días hábiles hasta los tres. La cúpula de una compañía, además, no podrá realizar operaciones durante los 30 días naturales anteriores a la publicación de un informe financiero intermedio o anual.

El objetivo es que no puedan sacar partido de unos resultados que saben, de antemano, positivos o negativos para la cotización. Uno de los grandes cambios para vigilar que no haya trampas en los mercados de valores estará en la habilitación de cauces para hacer llegar a la CNMV infracciones: “[Se] debe garantizar la implantación de mecanismos adecuados para que los confidentes puedan alertar a las autoridades competentes acerca de posibles infracciones y protegerles de represalias”.

El supervisor que preside Elvira Rodríguez, cuyo mandato vence en octubre, diseñará un buzón de denuncias, conforme a una directiva que entró en vigor a comienzos de año y que puede consultarse en CincoDías.com. Esta norma debía ser transpuesta antes del próximo 3 de julio, pero no ha sido así. En descargo del Gobierno español, otros países europeos tampoco la han adaptado a sus respectivas legislaciones nacionales.

La CNMV, en todo caso, deberá diseñar “canales de comunicación específicos” que permitan que le lleguen los chivatazos. Es decir, deberá recibir las posibles infracciones por vía telefónica, grabada o no grabada, mediante una reunión con personal especializado de la CNMV –esto ya puede realizarse en la actualidad– o por escrito, ya sea en papel o en formato electrónico. Se protegerá con la máxima diligencia la identidad del denunciante, aunque también se da la posibilidad de que las comunicaciones sean anónimas.

El supervisor deberá publicar, además, en “una sección separada, fácilmente identificable y accesible de sus sitios web, la información relativa a la recepción de las comunicaciones de infracción”. El reglamento europeo abre la puerta de par en par a incentivar los chivatazos: “Deben poder preverse incentivos financieros para las personas que ofrecen información relevante sobre posibles infracciones”.

Eso sí, esos incentivos se darán solo cuando las pistas finalicen en sanciones. Dar premios a las personas que denuncian comportamientos irregulares es algo que ocurre en Estados Unidos desde 2012, cuando la Securities and Exchange Commision (SEC) puso en marcha estos incentivos. El supervisor estadounidense premia con entre el 10% y el 30% del dinero recaudado si la multa supera el millón de dólares.