gestión del cambio

Cómo gestionar el cambio en una pyme

La digitalización e internacionalización de los mercados obliga a estar en constante renovación. Analizamos las claves para conseguirlo de la mano de Juan Ferrer, experto en gestión del cambio.

La digitalización e internacionalización de los mercados obliga a estar en constante renovación. Es una de las claves para mantener el liderazgo, sobre todo en mercados muy competitivos. La base de toda pyme o corporación son sus empleados. Si estos no quieren adaptarse al cambio, o son incapaces de amoldarse a nuevos procesos, ¿cómo podrá conseguirlo la empresa en su conjunto?

La gestión del cambio es un problema de pymes y grandes corporaciones. Pero, las primeras, pueden obtener una ventaja competitiva frente a las grandes, si conseguin gestionarlo con éxito. Debido a unas estructuras más flexibles, con menos cargos y menos barreras para la toma rápida de decisiones.

Un proceso que, en cualquier caso, no es sencillo. Juan Ferrer es consultor y coach ejecutivo. Autor de "Gestión del cambio", tiene una visión muy clara de cómo afrontar este tipo de situaciones. Le entrevistamos para descubrir las claves.

- ¿Cuáles son las claves para gestionar el cambio en una pyme?

A mi parecer, las claves para gestionar el cambio no sólo en una pyme, sino en cualquier organización son tres: gestionar las emociones, metodología y estrategia. Un proceso de cambio es un reto emocional, pues supone no sólo transformar la resistencia en iniciativa, sino que va a variar durante todo el proceso.

Habrá que prestarle atención, invertir tiempo, hacerle seguimiento y realizar intervenciones, ya sea grupales o con los líderes no formales que contaminan una determinada emoción (buena o mala). La metodología te ahorrará quebraderos de cabeza, puesto que ello supone analizar la cultura existentes, definir los apoyos así como los saboteadores ocultos y no ocultos, hacer un calendario, marcar fases y aplicar herramientas ágiles para acelerar el proceso. Y la estrategia nos determinará qué hacer, cuándo hacerlo y con quién hacerlo. Sin estrategia no sabremos evitar los obstáculos, con lo cual es determinante para hacer más fácil el proceso o bien fracasar por no tenerla.

- ¿Cómo concienciar a los empleados de una pyme de la necesidad de asumir y aceptar cambios? Teniendo en cuenta que, con la digitalización, es necesario ser conscientes de la necesidad de cambiar los hábitos que tenemos como trabajadores.

La forma de concienciar a los empleados pasa por uno o la combinación de los siguientes elementos. Bien puede ser un peligro, ya sea interno (ejemplo reducción de personal) o externo (una fusión o la competencia).

Otro elemento que hace asumir, aceptar y hasta diría promover el cambio es "mirarse al espejo", es decir, tomar conciencia con herramientas cuantitativas o cualitativas de lo mal que están. A menudo muchas organizaciones se acostumbran al estiércol de la ineficiencia, la mala comunicación, los conflictos soterrados, la desmotivación, etc., pero ya no huele. Se han acostumbrado a ese "estiércol" operativo y emocional. Un buen proceso de toma de conciencia, puede activar el deseo de cambio. Y por último, sería "viajar al futuro", haciéndoles ver qué es lo que ya están haciendo otras compañías u organizaciones. Tener y transmitir adecuadamente una visión, o hacer que la vean, toquen y palpen con sus propias manos, activa el deseo de evolución.

- ¿Es más difícil gestionar el cambio en personas de mayor edad?

Sin duda las personas de mayor edad han vivido una estabilidad que no han tenido las nuevas generaciones, más acostumbradas a cambios. Sin embargo, me he encontrado jóvenes envejecidos en el victimismo y "viejos" con una curiosidad y hambre de evolución. Es tedioso tener que aprender nuevas formas de trabajar, porque todos tenemos inercias. Va a depender de una sola cosa: tu capacidad de ser líder de ti mismo.

- ¿Cómo definiría el liderazgo?

En esto creo que hay mucha confusión. Y me atrevo a hacer una pregunta: si el director de una empresa consigue objetivos y además la gente está motivada ¿es un líder? Muchos pensarán que sí, pero si miramos la historia, los líderes por todos reconocidos (Ghandi, Mandela, Steve Jobs, etc.) tenían una característica en común: impulsaron cambios. Considero que hay directivos que hacen que las empresas funcionen. Son gestores de recursos y/o personas.

¿Pero cuántos las hacen evolucionar? Es ahí cuando aparece lo que entiendo por liderazgo: la capacidad para promover, impulsar y ejecutar cambios. Hubo empresas con enormes resultados y además seguramente la gente estaba motivada, pero desaparecieron. Sencillamente no se supo liderar el proceso del cambio. El problema es que ser líder es peligros, puesto que los que pierden con el cambio intentarán sabotearle o destruirle. De ahí que cada vez sea más necesario el liderazgo colectivo: garantiza en mayor probabilidad el éxito y da protección.

- ¿Cómo fomentarlo?

Pues cambiando el paradigma clásico de que el líder crea seguidores, por el nuevo paradigma de que el líder crea más líderes. Una sola persona ya no puede ni dar soluciones a todo, ni gestionar todos los cambios. Debe evolucionar hacia la creación de la inteligencia, la responsabilidad y el liderazgo colectivo. Por lo tanto, pasa de ser un jefe a un "facilitador" que crea un ecosistema donde la gente quiere hacer cambios interacciona y se siente libre para tomar iniciativas, grandes o pequeñas, pero iniciativas. Eso es fomentar el liderazgo de cada persona.

Normas
Entra en EL PAÍS