Fernández Verdes empieza a configurar su equipo en ACS para la integración de Abertis

Adolfo Valderas, hasta ahora CEO de Cimic, sería su mano derecha para conducir el grupo resultante

La australiana UGL, clave para captar negocios ferroviarios

opa Abertis
Marcelino Fernández Verdes, consejero delegado de ACS.

ACS movió importantes figuras la semana pasada entre sus filiales de Estados Unidos y Australia sin explicar el trasfondo. Las rotaciones, según fuentes cercanas al grupo de infraestructuras, responden tanto al intento de tomar el control de Abertis como a próximos relevos en la cúpula.

El consejero delegado, Marcelino Fernández Verdes (62 años), está configurando su equipo mientras al entorno más próximo a Florentino Pérez (70 años) le llega el momento de ceder el paso. De la generación del presidente son hombres tan significativos como el vicepresidente ejecutivo Ángel García Ferrer (72 años), el director general corporativo Ángel García Altozano (68 años), el secretario general José Luis del Valle (67 años), y el consejero delegado del área de Servicios Industriales, Eugenio Llorente (70 años).

El que ha trabajado como CEO de la australiana Cimic, Adolfo Valderas, ha sido sustituido por su adjunto, Michael Right. Y este tendrá junto a él a partir de diciembre como segundo CEO a Ignacio Segura, hasta ahora máximo responsable de Dragados y jefe de los negocios de construcción en EE UU. El grupo que dirigen Pérez y Fernández Verdes eludió explicar el nuevo destino de Valderas en ACS, lo que ha sido leído por muchos como un parón en su carrera. Sin embargo, las fuentes consultadas explican que Valderas asciende y volverá a Europa como hombre fuerte del consejero delegado de ACS.

ACS ha eludido hasta el momento comprometerse con la continuidad de la dirección de Abertis, con la que sí dice contar Atlantia en su opa

Forjado en los negocios de construcción y concesiones, área en la que fue máximo responsable de la concesionaria Iridium, el directivo recién rescatado de Australia está llamado a ser una figura clave en el proyecto de integración de Hochtief con Abertis, si es que triunfa la opa competidora presentada por la germana. Fernández Verdes, que hoy simultanea sus labores de número dos en ACS con las de primer ejecutivo de Hochtief y de Cimic, seguiría al frente de la alemana al menos durante el periodo de integración, pero Valderas estaría detrás del proyecto de crecimiento que se ha esbozado ante el mercado: se estudiarían oportunidades de inversión en proyectos por 200.000 millones de euros; se introduciría a Abertis en nuevos sectores como el de la explotación de líneas de ferrocarril e infraestructuras sociales, y se persiguen sinergias por una cifra de 6.000 a 8.000 millones.

Otro de los representantes de la segunda línea de directivos de ACS que estaría llamado a jugar un papel importante en la citada diversificación que Hochtief proyecta para Abertis es el hasta ahora director financiero de Cimic, Ángel Muriel. Quien ha trabajado codo a codo con Adolfo Valderas, fue el cerebro del departamento financiero de Iridium y posteriormente lideró el área de operaciones corporativas de Hochtief.

Un tercer nombre emergente en torno a Fernández Verdes es el del expatriado Juan Santamaría. Con experiencia en el diseño, financiación, construcción y explotación de autopistas, ganada durante su etapa en Estados Unidos, sustituyó al propio Valderas como responsable de Iridium y saltó a Australia para conducir el negocio concesional de Cimic. Una vez adquirida la firma ferroviaria UGL en ese país (1.600 millones en ventas y 7.000 empleados), Fernández Verdes le ha confiado su dirección. De cristalizar la compra de Abertis, el consejero delegado reconoce que UGL será una plataforma clave para la entrada en proyectos de ferrocarril por parte del tándem Hochtief-Abertis.

ACS 37,68 0,86%

El equipo de Abertis

El proyecto de opa da como resultado un gigante con unas ventas de 24.800 millones, y un ebitda de 4.300 millones. El 71% de esta última cifra dependería de la explotación de autopistas.

A diferencia del gesto de Atlantia –autora de la primera opa sobre Abertis– de asegurar que cuenta con el equipo directivo de la concesionaria catalana, ACS ha evitado ofrecer detalles por el momento sobre el futuro que le esperaría al staff que encabeza Francisco Reynés. Eso sí, a preguntas de la prensa, Fernández Verdes ofreció días atrás un doble mensaje sobre ese particular: reconoció que uno de los valores más importantes de Abertis es su plantilla, pero a renglón seguido añadió que la opa se dirige a los accionistas y no a los trabajadores y directivos. De este modo, justificó la ausencia de mayores detalles sobre el encaje del equipo actual de la concesionaria.

La opa y el proyecto que lleva adosado coinciden con el citado momento de transición en los despachos más influyentes de ACS, cuya mayor expresión fue el pasado mes de mayo el nombramiento de Marcelino Fernández Verdes como consejero delegado. Llamado a sustituir a Florentino Pérez al frente del grupo español de infraestructuras, el hoy número dos tiene toda una escuadra de directivos españoles repartidos por filiales a ambos lados del planeta con la misión de implantar la cultura y sistemas de gestión de la compañía y empaparse de los negocios que ACS adquirió con Hochtief y Cimic.

Ignacio Segura, como director del mercado de EE UU; José Ignacio Legorburo, jefe de operaciones de Hochtief; Ángel Muriel, hasta ahora director financiero de Cimic; Román Garrido, director General de CPB Contractors, y el citado Juan Santamaría, al frente de UGL, son algunos de los miembros del cuerpo diplomático de ACS en los nuevos negocios.

Hochtief espera la autorización de la CNMV a su opa ya en 2018

- Hochtief espera un plazo de unos tres meses para que la CNMV apruebe su opa sobre Abertis, presentada el 18 de octubre. Fernández Verdes hizo ayer el cálculo, en el marco de la presentación de resultados de la constructora alemana, en función del tiempo que se tomó el regulador para dar luz verde a la opa de Atlantia.

- Al cierre del tercer trimestre, la filial de ACS ha obtenido 302 millones de beneficio neto, lo que implica un alza del 35,6% respecto al mismo periodo de 2016. Las ventas hasta finales de septiembre mejoraron un 15%, sumando 16.533 millones, y el ebitda evolucionó un 35%, hasta los 958 millones. Hochtief ha mejorado el margen bruto de explotación del 5% de hace un año al 5,8% actual. En el tercer trimestre el ebitda sobre ventas marcó un ratio del 6%.

- La posición neta de tesorería es de 508 millones una vez restada la deuda neta. La cifra crece un 39% interanual desde el tercer trimestre de 2016.

Normas