Construcción

ACS nombrará consejero delegado a Marcelino Fernández Verdes la próxima semana

Paso hacia la futura sucesión de Florentino Pérez como primer ejecutivo

El nombramiento se llevará al consejo del próximo 11 de mayo

Marcelino Fernández Verdes en una foto de archivo
Marcelino Fernández Verdes en una foto de archivo

La sucesión en ACS está lanzada. El presidente, Florentino Pérez, ha avanzado el nombramiento de su íntimo colaborador Marcelino Fernández Verdes como consejero delegado. Fernández Verdes alternará los papeles de consjero delegado de ACS y de Hochtief, según ha afirmado Florentino Pérez, quien ha añadido que se mantendrá en la presidencia de ACS mientras los accionistas así lo quieran.

El nombramiento de Fernández Verdes será en la reunión del consejo de administración fijada para el próximo 11 de mayo. Pérez ha resaltado ante la junta de accionistas de ACS los 30 años de trayectoria del nuevo CEO en la compañía: "Llevamos 25 años juntos y ha contribuido decisivamente en la integración e internacionalización del grupo", ha señalado. Está previsto que Florentino Pérez mantenga la presidencia ejecutiva.

Antes del esperado anuncio, Pérez ha aprovechado la junta celebrada esta mañana en Madrid para recordar los hitos del grupo en su vigésimo cumpleaños, "pocos imaginábamos dónde íbamos a llegar", ha señalado al recordar la integración en 1997, bajo el paraguas de ACS, de OCP Construcciones, Auxini y Ginés y Navarro. También se han reiterado los objetivos de crecimiento a corto plazo y ha salido adelante el citado nombramiento como consejero ejecutivo del hoy presidente de la filial Hochtief, Fernández Verdes.

La repatriación de este último como CEO del grupo se daba por descontada en una nueva etapa de transición en la que Fernández Verdes compartirá labores ejecutivas con su mentor.

Quien fue presidente de Dragados ha pasado los últimos años como máximo responsable de la alemana Hochtief y la australiana Cimic, en las que ACS ha implantado su sistema de control de riesgos y a las que ha sometido a un cambio de procedimientos en busca de rebajar costes y elevar rendimientos.

Fernández Verdes no ha estado presente hoy en la junta de accionistas en la que ha sido nombrado. Un portavoz de ACS ha explicado que ha optado por quedarse en Alemania preparando la junta de accionistas de Hochtief, que tendrá lugar la próxima semana. En todo caso, se ha evitado ofrecer la imagen del regreso a Madrid del futuro hombre fuerte del grupo ACS mientras mantiene las riendas del conglomerado germano.

Mayor producción y beneficio

Florentino Pérez ha resaltado "una notable capavidad de inversión" y ha ratificado ante los accionistas de ACS los objetivos avanzados en la presentación de los resultados del pasado ejercicio. La compañía de infraestructuras, con 100 millones de facturación al día, prevé un incremento del 10% de media anual en producción en los dos próximos años. En términos de beneficio el reto es alcanzar un alza del 7% al 10% excluído el efecto de la venta de Urbaser en 2016.

Pérez se ha referido a "unas perspectivas más optimistas en España" y a un panorama económico "más atractivo para los próximos años que en el pasado más reciente". Pese a resaltar las expectativas de incremento del 2,7% en el PIB español, el primer ejecutivo de ACS ha recordado que "el impacto del crecimiento económico en España es mínimo al compararlo con nuestros principales mercados: Norteamérica y Australia".

ACS ha saltado en 20 años de la nada desdeñable cifra de 110 filiales y 15.600 empleados a las 1.100 filiales en 2017 y una plantilla de 176.000 trabajadores. En cuanto a las ventas, ebolucionan desde los 2.166 millones de 1997 a los 32.000 millones del año pasado. Para el presente ejercicio el objetivo está ya en 35.000 millones de cifra de negocio.

El valor de la acción se ha multiplicado por 4,8, hasta los 34,2 euros de cierre de ayer, y el beneficio acumulado en dos décadas suma 11.750 millones. Florentino Pérez ha destacado el 25% de rentabilidad media anual durante estos años frente al 7,6% del Ibex.

Normas