El Banco de España avisa de que Cataluña entrará en recesión si la crisis se prolonga

En el peor de los escenarios, el impacto alcanzaría los 29.000 millones

El supervisor señala que la tensión afecta a las cotizaciones bursátiles

independencia cataluña
Fachada del Banco de España.

Todavía no hay datos fiables sobre el impacto económico que tiene la crisis política abierta en Cataluña. Todo son estimaciones. En este sentido, el Banco de España ha alertado hoy de que, en el peor de los escenarios, Cataluña podría entrar en recesión entre 2017 y 2019 y España crecer un 60% menos de lo inicialmente previsto. Supondría que el PIB español crecería por debajo del 2% en 2018 y no llegaría al 1% en 2019. Es un efecto mayúsculo. "Estas estimaciones deben tomarse con cautela e interpretarse a título meramente ilustrativo y provisional", matiza el supervisor.

El Banco de España ha realizado simulaciones a partir de episodios históricos en los que se observaron aumentos significativos de la incertidumbre. En este sentido, si la crisis política en Cataluña se agudizará y se alargara en el tiempo, generando un largo período de incertidumbre, se entraría en el peor de los escenarios, que contempla la recesión para la comunidad catalana y un impacto negativo sobre el PIB español de 2,5 puntos porcentuales entre finales de 2017 y 2019. Equivale a 29.000 millones de euros.

En el escenario menos negativo, donde la incertidumbre quedaría acotada en el tiempo, la pérdida de PIB acumulado hasta finales de 2019 sería de sólo tres décimas, "como reflejo, fundamentalmente, de un menor crecimiento en lo que resta de este año y a principios del siguiente".

El Banco de España se muestra relativamente optimista y apunta que la información antes de la publicación del estudio indica una "cierta moderación en el grado de tensionamiento implícito en los precios de los activos financieros", coincidiendo con la aprobación de las medidas coercitivas del artículo 155 y el anuncio de la convocatoria electoral por parte del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy.

Hasta la fecha, el supervisor señala que la tensión política en Cataluña se ha reflejado en los mercados financieros. La Bolsa española ha mostrado un peor comportamiento que el registrado por el Euro Stoxx 50 y ello se debe a la evolución de las entidades bancarias, especialmente de aquellas con sede en Cataluña. "Mientras que el Euro stoxx ha aumentado un 7% entre finales de agosto y el 30 de octubre, la Bolsa española ha subido un 1,4%", apunta el organismo público. 

También recuerda que la crisis en Cataluña se tradujo en un incremento de los costes de financiación, sin embargo, la ampliación del diferencial de rentabilidad de la deuda española a diez años frente al bono alemán se ha ido revertiendo de manera que a finales de octubre se situaba en niveles similares a los observados antes del aumento de las tensiones.

Cataluña crecerá por encima de la media

La incertidumbre genera menor consumo y lleva a los particulares a posponer sus decisiones de inversión y la adquisición de bienes duraderos. En el caso de las empresas, las crisis políticas son un freno para la puesta en marcha de nuevos proyectos. Así, cabe esperar que la situación en Cataluña tenga un efecto sobre el PIB, sin embargo, el impacto hasta la fecha es mínimo. Así lo refleja un informe del Centro de Predicción Económica (Ceprede), que estima que Cataluña crecerá este año un 3,4%, por encima del 3,1% nacional. Solo Madrid registrará una mejor evolución que Cataluña al avanzar un 3,6% anual.

El efecto de la crisis en Cataluña se limita a la parte postrera del año y no es suficiente para hacer descarrilar el crecimiento de todo el año. Aun así, como indica el Banco de España, una prolongación de la incertidumbre sí podría tener un impacto considerable en el ejercicio 2018.

En la misma línea, la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef) publicó hoy su estimación de crecimiento regional del tercer trimestre, un informe que se nutre de los datos oficiales de contabilidad nacional. El supervisor de las cuentas públicas apunta que Cataluña creció un 3,6% anual en el tercer trimestre frente a la media del 3,1%. El avance del PIB catalán solo fue superado por la Comunidad Valenciana (3,8%) y superó Madrid (3,3%).

Normas