Moody’s aleja la expectativa de mejora de rating de España

Insiste en que la tensión política en Cataluña es negativa para el perfil de riesgo español

La agencia tiene pendiente el anuncio de su revisión del rating soberano

independencia cataluña

La agencia de calificación financiera Moody’s ha advertido hoy del efecto negativo que la declaración unilateral de independencia en Cataluña y la posterior suspensión de la autonomía catalana por parte del Gobierno de Mariano Rajoy tienen para el perfil de riesgo crediticio de España y Cataluña, en un momento en que Moody’s aún está pendiente de anunciar el resultado de su revisión semestral del rating soberano español.

En un informe con fecha de hoy, Moody’s señala que la escalada de tensión política anula los recientes acontecimientos positivos en el sistema financiero español y en la economía del país. Y llega a advertir del riesgo para la sostenibilidad de la deuda española, a pesar de que la prima ha descendido a niveles de septiembre, previos a la aprobación en el Parlament de la ley de ruptura con España

Moody’s reconoce que hay pocas señales de que la situación política vaya a afectar a la confianza de los inversores en la deuda soberana española dado que el rendimiento del bono español a diez años ha retrocedido a los niveles anteriores al referéndum del 1 de octubre. “Pero el Gobierno afronta significativas exigencias de financiación, que pueden convertirse en una vulnerabilidad en un momento de creciente incertidumbre”, añade.

La agencia señala que las acusaciones de la Fiscalía contra el gobierno cesado de la Generalitat por delitos de rebelión, sedición y malversación de fondos públicos pueden impedir su participación en las elecciones autonómicas, lo que acentuaría aún más la actual división. Y alude a la posibilidad de un llamamiento del gobierno cesado a la desobediencia civil de los 200.000 funcionarios del sector público catalán, un riesgo que no se ha producido en los primeros días de aplicación del artículo 155.

Moody’s afirma que la tensión política en Cataluña y la incertidumbre que genera es probable que dañen el sentimiento económico y el gasto del consumidor, tanto en esta región como en el conjunto de España. Recuerda que ha rebajado recientemente su estimación de crecimiento del PIB española en 2017 y 2018, al 2,9% y 2,3% respectivamente.

Moody’s decidió ayer mantener el rating de Cataluña en Ba3 con perspectiva negativa y concede al rating español una calificación de Baa2. El pasado 20 de octubre estaba previsto que anunciara el resultado de la revisión semestral de su calificación financiera para España, que la agencia decidió no actualizar por el momento.

Normas