Moody´s mantiene la nota de Cataluña ante la aplicación del artículo 155

S&P descarta que la crisis catalana pase factura a la nota de España

Asume que la convocatoria de elecciones ayuda a rebajar tensiones pero advierte que la economía catalana podría verse lastrada

independencia Cataluña
Ambiente ante el Palau de la Generalitat, en el primer día laborable tras la puesta en marcha del artículo 155 de la Constitución,

La declaración unilateral de independencia por parte del Parlament de Cataluña el pasado miércoles y la decisión del Senado de avalar la aplicación del artículo 155 de la Constitución para restaurar la legalidad en la comunidad no pasarán factura a la calificación crediticia de España y Cataluña en el corto plazo.

Así lo han defendido este martes los analistas de la agencia de rating Standard & Poor´s en un informe emitido este viernes en el que ratifican la calificación de BBB+, con perspectiva positiva que mantienen para el país, y los de Moody´s, que mantienen inalterable la nota de Cataluña.

Esta última agencia emitía un comunicado a última hora informando de que mantiene inalterable la nota de Ba3 para Cataluña, en perspectiva negativa, como consecuencia de la aplicación del artículo 155 de la Constitución por parte del Gobierno, que viene a compensar los crecientes riesgos económicos de una comunidad que vive una importante fuga de empresas.

Bajo el punto de vista de los expertos de S&P la respuesta constitucional del Gobierno español y la convocatoria de elecciones anticipadas en la comunidad para el próximo 21 de diciembre “reducen la probabilidad de una escalada de tensiones a corto plazo”.

S&P sigue descartando cualquier escenario de independencia de Cataluña, y subraya que ningún gobierno nacional ha reconocido su existencia coo estado independiente.

Sin embargo, S&P admite que la situación podría tener una influencia negativa en la evolución económica, especialmente en la de la comunidad. El riesgo más importante, subraya la firma, es que las tensiones minen la confianza de los consumidores y la actividad empresarial, especialmente en Cataluña.

Con todo, desde la agencia de calificación crediticia recuerdan que la evolución macroeconómica de España continúa siendo positiva, con un alza del 0,8% en el PIB del tercer trimestre y una caída del paro al 16,4%, en el nivel más bajo desde 2008.

Normas