El negocio hotelero en Barcelona se desplomó tras el referéndum del 1-0

Los ingresos por habitación cayeron hasta el 6 de octubre

El mayor descenso se produjo el día 4, con un ajuste anual del 27,5%

El turismo en Barcelona ha estado expuesto a numerosos contratiempos desde el verano: protestas vecinales contra el turismo masivo, la huelga de Eulen en el aeropuerto de El Prat o el doble atentado terrorista del 17 de agosto. El patrón de comportamiento de los turistas fue igual ante estos acontecimientos: ignorarlos o apenas prestarles atención.

No ha ocurrido así en el caso del referéndum del 1-0. Un informe elaborado por la consultora STR demuestra que los ingresos por habitación disponible, el principal indicador de rentabilidad de los hoteles, cayeron en los seis primeros días de octubre. El ajuste más importante se produjo el día 4, con una caída de la rentabilidad del 27,5%. Tanto en agosto como en septiembre, los ingresos crecieron a tasas de dos dígitos. En el caso del doble atentado terrorista, los niveles de ocupación, que no de precios, cayeron durante seis de los siete días posteriores al ataque y se recuperaron con fuerza a partir del día 26. El informe lo achaca a la celebración del congreso ESC, el más importante en medicina cardiovascular del mundo, que reunió a más de 30.000 personas en la capital catalana.

Javier Serrano, gerente de Mercado de STR, para España y Portugal, prevé descensos de precios y rentabilidades tras el récord de septiembre. “Los hoteles están experimentando cancelaciones especialmente en el segmento de reservas de diez o más habitaciones desde principios de octubre. Los niveles de crecimiento de los ingresos deberían ser menos notables a medida que nos adentremos en 2018, debido al elevado crecimiento hasta septiembre (15,1%)”.

Normas