Morgan Stanley IM: “No vamos a infraponderar la deuda soberana española”

El gestor Jim Caron mantiene por ahora en sobreponderar España aunque con cautela

Descarta que la crisis en Cataluña vaya a tener impacto a largo plazo o convertirse en un riesgo para la zona euro

Jim Caron, responsable de renta fija global de Morgan Stanley Investment Management
Jim Caron, responsable de renta fija global de Morgan Stanley Investment Management

Su visita a España esta semana no le ha apartado de una visión relativamente optimista de la inversión en deuda soberana española, a pesar de la grave crisis institucional que vive el país. Jim Caron, responsable de renta fija global de la gestora de Morgan Stanley, no prevé infraponderar la deuda soberana española ni siquiera en el caso de que en los próximos días la Generalitat declare la independencia de forma unilateral. Asegura que su posición respecto a España es de cautela, en la idea de que el impacto económico del desafío independentista no tendrá impacto a largo plazo ni llegará a alcanzar la categoría de riesgo financiero para el conjunto de la zona euro.

¿Cuál es su posición actual en deuda soberana española? ¿Ha variado en los últimos días?

Hemos tenido deuda española durante todo el año y ha sido una posición muy buena para nosotros. La economía es robusta. Los acontecimientos recientes en Cataluña nos hacen ser más prudentes. Y tenemos la inquietud de que si la situación se complica tendremos que revisar nuestra posición. Por el momento, aún estamos largos en deuda soberana española.

¿Que harán en caso de una declaración unilateral de independencia en Cataluña?

No vamos a infraponderar la deuda soberana española pero probablemente tomemos una posición neutral. Es algo que vigilamos muy de cerca. Nuestra experiencia en otros mercados de bonos como el italiano o incluso Grecia nos muestra que cuando hay inestabilidad política, los mercados financieros tienden primero a vender y luego a hacerse preguntas. Mucha gente en el mercado cree que los acontecimientos en Cataluña serán pasajeros y no tendrán un impacto a largo plazo sobre la economía española. Esa es también mi opinión, aunque hay que ser prudentes.

¿No ve riesgo de que España se convierta en un país en crisis política permanente, que se parezca a Italia?

No creo que haya riesgo de que España acabe pareciéndose a Italia en lo político. En Italia tienes muchos partidos muy diferentes. En España, la inestabilidad está más concentrada en Cataluña, es una cuestión más aislada.

La crisis en Cataluña ha tensado estos días la prima de riesgo, ¿cree que es un tema que deba preocupar especialmente al BCE?

El BCE anunciará muy probablemente una reducción de las compras de deuda para 2018 y Draghi dará una perspectiva positiva de la economía de la zona euro. Depende de cómo se desarrollen los acontecimientos, pero a día de hoy no creo que Cataluña pueda llegar a provocar un retraso en el anuncio del recorte de las compras de deuda del BCE. Pensamos que es una cuestión aislada, aunque obviamente muy seria para España. No vemos aún que tenga capacidad de contagio en la zona euro.

Los tipos suben en EE UU y el BCE se prepara para retirar los estímulos, ¿no es un entorno muy difícil para ganar dinero en la renta fija?

Los tipos van a subir, pero pensamos que lo harán a un ritmo suave y gradual. Hay formas de obtener beneficios incluso en un entorno de tipos al alza. El riesgo está en que la Fed subiera tipos en mayor medida y a más velocidad de lo que nos ha comunicado hasta ahora.

¿Y qué riesgos ve en un horizonte sin estímulos de los bancos centrales?

El freno de las compras de deuda no significa que se reduzca la liquidez. Esperamos que el balance de los bancos centrales (BCE, Banco de Japón y Banco de China) siga creciendo hasta el 2020. No veremos por tanto un verdadero endurecimiento de la política monetaria a nivel global hasta 2020. Lo que se está haciendo es ir retirando de forma gradual los estímulos. Las condiciones de financiación siguen siendo muy cómodas. Vamos a seguir viendo políticas acomodaticias en los próximos dos años.

¿Cuáles son sus principales recomendaciones de inversión en renta fija?

Mi posición predilecta es el mercado hipotecario de EE UU, las titulizaciones. El segundo activo de renta fija que nos parece más atractivo es la deuda emergente, incluso aunque los tipos en Estados Unidos seguirán subiendo. Siempre es importante la diversificación. Los emergentes suelen tener más volatilidad y hay que tener eso en cuenta en la composición de la cartera, aunqueson países con importantes cambios estructurales. Tenemos entre el 20% y el 22% de la cartera de deuda en emergentes, la mayoría en divisa local. En deuda soberana de la zona euro, nos gusta claramente Portugal.El rendimiento de los bonos portugueses es muy atractivo y Standard & Poor’s acaba de elevar el rating.

Normas