El efecto dominó de cambio de sede afecta ya a 19 empresas catalanas

Fuertes alzas en Dogi y Service Point por su marcha de Cataluña

Freixenet, Renta Corporación y Codorníu también lo estudian

Dogi, Service Point, Banco Mediolanum o Arquia Banca se unieron este viernes a Sabadell, CaixaBank, Oryzon o Eurona en la lista de empresas catalanas que optan por cambiar de domicilio ante una posible independencia. La última que se ha añadido a la lista ha sido Agbar.

El consejo de administración del grupo Suez, al que pertenece la Sociedad General de Aguas de Barcelona (SGAB), del que depende Agbar, ha decidido trasladar la sede social de esta compañía de Barcelona a Madrid, tras el consejo de administración celebrado este sábado en París.

La primera aprobó su traslado a Madrid para “optimizar sus operaciones y la relación con sus inversores”, una justificación en la que han insistido otras firmas como la biotecnológica Oryzon. El mercado lo celebró con una subida del 7%.

El viernes se reunieron los consejos de las otras tres compañías para buscar soluciones “en defensa de los intereses de la compañía, sus accionistas, clientes, proveedores y empleados”, como señaló Service Point, quien aprobó su traslado a Madrid. Sus acciones se anotaron un incremento del 17%.

En el caso de Arquia Banca, cooperativa de crédito de los arquitectos, su nueva sede se ubicará en Madrid, mientras que Mediolanum, filial de un banco italiano, se muda a Valencia. La estabilidad y mantenerse bajo el paraguas del BCE han sido determinantes. También la cadena de gasolineras Ballenoil anunció su traslado de Castelldefels a Alcobendas (Madrid).

El goteo de estos traslados parece no tener freno y son ya 19 grandes empresas las que o bien han aprobado su mudanza o han anunciado su intención de hacerlo. Las medidas tomadas por el Gobierno central para facilitar estos cambios, podría hacer que se acelerase el ritmo. El ministro de Economía, Luis de Guindos, culpó a la Generalitat de esta fuga por su “política irresponsable que general incertidumbre e inquietud”.

Por el momento los casos conocidos son de empresas cotizadas o de gran tamaño que han hecho público su decisión, aunque la cifra puede ser mucho mayor entre las pymes. En este sentido, el presidente de la Cámara de Comercio de Aragón, Manuel Teruel, reconoció el viernes que ha recibido consultas por parte de pymes catalanas para trasladarse a Aragón.

Cataluña es sede en España de muchas empresas multinacionales y la incertidumbre comienza a hacer mella sobre ellas. Las cámaras de comercio de Alemania y Francia en España han reconocido que existe “preocupación y desconcierto” entre las empresas y que es “lógico” que haya quien decida irse. H&M, con sede en Barcelona, señala que está siguiendo la situación pero que “en este momento” no se plantea mudarse.

Esta incertidumbre ha llegado también a empresas muy arraigadas en Cataluña. Después de que la aseguradora Catalana Occidente abriera la puerta a mudarse, las bodegas Codorniu y Freixenet se mostraron el viernes proclives a tomar esta decisión en caso de independencia. De llegar a ese extremo, el presidente Freixenet, José Luis Bonet, aseguró que propondría en la junta el cambio de domicilio de la centenaria empresa. También la inmobiliaria Renta Corporación se ha mostrado proclive a tomar esta medida.

Una eventual declaración de independencia se produciría en pleno proceso de venta opa de Atlantia sobre Abertis, con sede en Cataluña. La empresa reiteró el viernes que “no está sobre la mesa” cambiar su domicilio por la crisis catalana.

España mantiene su apuesta por Barcelona como sede de la EMA

España apuesta por Barcelona como sede de la EMA

El periodo de incertidumbre y de fuga de empresas no ha afectado a los planes españoles para que Barcelona sea sede de la Agencia Europea del Medicamento (EMA en sus siglas en inglés), que dejará Londres tras el brexit.

El embajador español en la Unión Europea presentó el viernes ante las distintas delegaciones nacionales el proyecto en la ciudad condal, que acogería en la Torre Glories, también conocida como Torre Agbar.

La decisión final está prevista para el próximo mes de noviembre y Barcelona compite con Amsterdam, Dublín, Bratislava, Copenhagueo Milán.

Normas