El mercado bendice con un alza del 12,85% el traslado de Oryzon de Cataluña a Madrid

Su presidente afirma que el conflicto catalán ha pesado en la decisión

La empresa busca un mejor entorno en las relaciones con inversores y reguladores

referéndum cataluña

El cambio de sede de la biotecnológica Oryzon Genomics, que anunció el martes que se trasladaba de Barcelona a Madrid, fue bien recibido este miércoles por el mercado. Se trata de la primera cotizada que sale de Cataluña tras el desafío secesionista iniciado en el referéndum del 1-0. En la sesión del mercado continuo, la cotización de la compañía ascendió un 12,85%, cerrando a 2,02 euros.

La compañía ha decidido llevarse a Madrid el área de relación con inversores, la dirección general y la dirección financiera. Deja en Barcelona lo relativo a I+D y fabricación. Según adelantó Carlos Buesa, presidente y fundador de Oryzon, este martes a Cinco Días, la decisión se debe a la necesidad de acercarse a Madrid para tener “más fuerza en las relaciones con inversores, reguladores y con la Agencia del Medicamento”.

Pero también ha pesado el conflicto catalán, ya que la compañía quiere garantizar no solo un entorno favorable en la relación con inversores, sino también en lo político y en la seguridad jurídica.

“Todo pesa. Que cada uno lo valore como considere. Nosotros necesitamos estar más cerca de los inversores y del proceso de decisión tras el rechazo de Roche a seguir con nuestra molécula. Nos han castigado en Bolsa”, señala Buesa. “Todo se ha valorado”, pero cree que no corresponde a las pequeñas compañías posicionarse públicamente y deja el cometido a los políticos y grandes empresas.

Oryzon es una compañía biotecnológica que desarrolla innovadores fármacos en el campo oncológico y de neurología. En julio, Roche descartó seguir investigando una molécula de la compañía catalana, lo que suponía perder unos futuros ingresos millonarios por hitos. La empresa decidió ha retomar esa investigación por cuenta propia.

Desde el batacazo propiciado por Roche la empresa había sufrido caídas en la cotización desde los 3,20 euros de máximo en julio. Lejos quedan los 4,8 alcanzados en enero.

La empresa, especializada en fármacos neurodegenerativos y oncológicos, se convirtió en la primera biotec en cotizar en el continuo. Fue fundada por Buesa y su esposa la científica belga Tamara Maes.

Normas