Las furgonetas híbridas y eléctricas arrancan en primera

Hasta agosto solo se matricularon 501, un 6,7% menos que en igual periodo de 2016

Tres de los modelos más vendidos se fabrican en España

Las furgonetas híbridas y eléctricas arrancan en primera Ampliar foto

Dicen que nadie es profeta en su tierra y las furgonetas eléctricas parecen corroborarlo. Aunque tres de las más vendidas en el mundo se fabrican en España –Citroën Berlingo Electric, Peugeot Partner Electric (ambas en Vigo) y Nissan E-NV200 (en Barcelona)–, en general, las ventas de este tipo de vehículos están arrancando en primera en nuestro país. Pero los expertos esperan que aceleren pronto.

Entre enero y agosto de 2017 solo se matricularon 501, lo que, frente a las 537 del mismo periodo de 2016, supone un retroceso del 6,7%. No obstante, Adolfo Randulfe, portavoz de la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac), cree que “cuando se conozcan las estadísticas de los nueve primeros meses del año ese descenso se tornará en cifras positivas, debido a las ayudas públicas de la última entrega del plan Movea” (destinado a impulsar la movilidad de vehículos de energías alternativas).

Ahora mismo las tecnologías menos contaminantes apenas llaman la atención de los compradores de furgonetas. Tomás Herrera, director general de la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor, Reparación y Recambios (Ganvam), explica que “tienen una representación muy residual en el mercado, apenas de un 0,3%”. Y ni en 2016 ni en lo que llevamos de 2017 se ha vendido ningún modelo híbrido.

“El reinado del diésel sigue ahí a pesar de su denostación: más del 80% de los vehículos comerciales que se matriculan sigue moviéndose con gasoil”. Y es que, según Raúl Morales, portavoz de la patronal de las asociaciones de concesionarios (Faconauto), “la economía prima a la hora de adquirir un vehículo comercial por parte de las empresas”. Dar el salto a otra energía resulta complicado, sobre todo para las empresas, ya que “los modelos eléctricos siguen siendo caros en comparación con los de combustión tradicional del mismo segmento”, puntualiza Herrera.

Además, sin garantía de un apoyo público a largo plazo, los compradores no se arriesgan. “Hasta ahora lo que ha hecho el Gobierno es más una declaración de intenciones que una realidad, a juzgar por la debilidad de un plan de impulso que, como el último Movea, está basado en ayudas intermitentes y con una dotación presupuestaria a años luz de Europa”.

Apuesta de las marcas

Pese a ello, algunas marcas como Renault están impulsando con fuerza el vehículo eléctrico. Este fabricante ofrece una gama completa encabezada por Zoe y su nueva autonomía, de 403 km NEDC (prueba para evaluar el impacto ambiental). Según la firma, “el aumento de la autonomía de las baterías y el creciente impulso por la movilidad en las ciudades nos hacen confiar en el desarrollo creciente del mercado de vehículos comerciales eléctricos”.

La cifra

Nissan es una de las marcas que está promoviendo las furgonetas eléctricas y fabrica su modelo E-NV200 en Barcelona.
Nissan es una de las marcas que está promoviendo las furgonetas eléctricas y fabrica su modelo E-NV200 en Barcelona.

20% es el porcentaje de furgonetas eléctricas. Una quinta parte del total de vehículos con combustibles limpios son furgonetas, un porcentaje que crecerá en el futuro debido a la mayor apuesta de las marcas por este segmento.

Citroën –que cuenta con el Berlingo, una referencia en su segmento– es otra de las marcas decididas a potenciar la presencia de vehículos eléctricos. Su director de marketing, Antoine Burguière, destaca que “las furgonetas representan en España en torno al 20% de un mercado de eléctricos que no deja de crecer, ya que las marcas cuentan cada día con una mayor oferta de este tipo de vehículos”.

En la avanzadilla están Calidad Pascual, con 600 vehículos entre híbridos, eléctricos y gas licuado; Iberdrola, con 28 eléctricos, y Mahou San Miguel, con 10. Pese a las raquíticas cifras, desde el sector destacan que la apuesta de las marcas por la electricidad es un hecho, por lo que esperan que las ventas aumenten en los próximos años. Eso sí, siempre que el Gobierno los potencie.

Normas