iphone 8
Tim Cook, consejero delegado de Apple, presenta este martes el nuevo iPhone X.

Cuenta atrás para la llegada del nuevo iPhone 8. ¿Cuáles serán sus novedades?

Apple presenta este martes el móvil con el que celebrará el décimo aniversario de su icónico terminal.

Llevará pantalla OLED, un sistema de reconocimiento facial y costará a partir de 1.000 euros

Faltan horas para que Apple presente en sociedad la versión última de su producto estrella, el iPhone, un teléfono convertido ya en icono. La expectación es máxima, pues con este modelo la compañía celebra, además, el décimo aniversario de este dispositivo tecnológico que la ha encumbrado como la empresa más valiosa del mundo. Hoy sus acciones se han llegado a revalorizar más de un 2%, volviendo a tocar la cota de los 162 dólares, dando un valor a la empresa de unos 836.000 millones de dólares. La semana pasada la compañía de la manzana llegó a quedarse a las puertas de los 165 dólares.

Pero, ¿qué se sabe del nuevo terminal con el que la firma planea plantar batalla a sus más acérrimos competidores, Samsung y Huawei? ¿Presentará solo un teléfono o varios? ¿habrá más novedades? Los rumores no han parado a lo largo de todo el verano, y así continuará hasta que llegue la hora (las 19:00, hora local española) en que Tim Cook, consejero delegado de Apple salga a escena en el teatro Steve Jobs, en la nueva y futurista sede oficial de la compañía que se abrirá este martes, por primera vez, a los visitantes.

Todo apunta a que no será uno sino tres los nuevos teléfonos que anunciará la firma: el iPhone 8 y el iPhone 8 Plus, que serán la evolución de los actuales iPhone 7 y 7 Plus, y el iPhone X. Este último será el que se lleve todas las miradas, pues será la nueva joya tecnológica de Apple, la que incluya las principales novedades. El equipo se pondrá a la venta presumiblemente el viernes 22 de septiembre y se espera que incluya un diseño totalmente rompedor frente a los iPhones actuales, pues incorporará una pantalla OLED de 5,8 pulgadas que ocupará todo el frontal. Adiós a los marcos.

Este diseño también parece que obligará a la compañía a despedirse del lector de huellas, apostando ahora por la tecnología de desbloqueo del terminal mediante reconocimiento facial. Algunas fuentes aseguran, sin embargo, que pese a que Apple incluirá el reconocimiento facial no se deshará del lector de huellas sino que lo pondrá en la parte trasera del dispositivo.

Lo que sí parece seguro es que el iPhone X llevará carga inalámbrica y el procesador Apple A11, que integraría seis núcleos, impulsando su potencia frente a modelos anteriores. También parece que incorporará doble cámara trasera con nuevo modo retrato. Igualmente se prevé que lleve una cámara IR para el reconocimiento facial, y el sistema láser VCSEL para realidad aumentada.

El dato que ha desatado más críticas en las redes sociales es el supuesto precio que tendrá el nuevo buque insignia de la compañía de Cupertino. Según Techcrunch, el terminal creado para celebrar el décimo aniversario del iPhone costará entre 1.000 y 1.200 dólares, el más caro comercializado hasta la fecha por la compañía. Un precio elevado que se justificaría, según los analistas, por la pantalla, más cara de producir que las de LCD, y el sistema de reconocimiento facial, que promete funcionar incluso de noche, gracias a un emisor de infrarrojos. El equipo, además, no solo reconocerá los rasgos de la cara de su propietario sino su geometría. Todo para hacerlo más seguro.

El precio de los modelos 8 y 8 Plus solo sería unos 100 euros más caros que los iPhones 7 y 7 Plus, sus antecesores.

Un aspecto que también cuidaría Apple en el nuevo modelo X será la batería. Para la compañía parece que sería innegociable que la autonomía del terminal decrezca por las nuevas tecnologías incorporadas al smartphone, según destacan algunos analistas.

Más allá de smartphones, se da por hecho que la compañía también presentará un nuevo modelo de su reloj, el Apple Watch, más potente. Según los rumores de los últimos días, el terminal tendrá conexión de datos móvil integrada y tendrá una copia virtual de la SIM del teléfono. Se podrá hacer llamadas y recibirlas sin necesidad de estar conectado con el iPhone.

Otra novedad prevista es una nueva versión del Apple TV preparado para ofrecer resolución nativa 4K. El dispositivo sería compatible con vídeos en HDR.

La presentación, sin duda, será seguida minuciosamente no solo por los fans de Apple. También por la competencia, que querrá ver las cartas con las que la compañía jugará la próxima campaña de Navidad, una de las más importantes del año. Y los inversores, pues el 60% de los ingresos de la compañía aún proceden del iPhone, y será clave ver si los nuevos dispositivos permitirán al titán tecnológico mantener su crecimiento. Más, además, si como apunta The Wall Street Journal ha habido problemas en la fabricación del nuevo iPhone X, lo que podría afectar a las ventas navideñas. Según el periódico estadounidense, Foxconn (que se ocupa de la fabricación del iPhone) necesitaría más personal y está ofreciendo el pago de un bonus a los empleados que puedan ayudar a incorporar más operarios a la cadena de montaje.

Normas
Entra en EL PAÍS