Samsung disputa a Apple el trono de tecnológica más rentable

La compañía surcoreana logra en el trimestre un beneficio neto récord de 8.422 millones, un 89% más

El tirón se produce gracias a sus divisiones de chips y componentes

galaxy s8
Un hombre camina detrás de un anuncio promocional en la sede de Samsung Electronics en Seúl.

Las divisiones de chips y componentes van a permitir a Samsung Electronics cosechar un logro nada fácil: batir a Apple como la empresa tecnológica más rentable del mundo. Al menos eso se deduce de los datos trimestrales hechos públicos ayer por la compañía surcoreana y de las previsiones hechas por su rival, que anunciará sus resultados la próxima semana. De momento, lo que se sabe es que Samsung ha logrado un máximo histórico en facturación y beneficio operativo, tras alcanzar los 46.705 millones de euros y 10.795 millones de euros, respectivamente. Ambas cifras suponen un crecimiento del 19,76% y del 72,7%. Mientras, Apple, que publicará sus resultados la próxima semana, estima que registrará un beneficio operativo de 10.500 millones de dólares (unos 9.218 millones de euros). Hasta la fecha, el mayor beneficio operativo trimestral de Samsung fue registrado en el tercer trimestre de 2013.

La compañía surcoreana también ha alcanzado un beneficio neto récord en el segundo trimestre de 11 billones de wones (8.422 millones de euros/9.880 millones de dólares), un 89% más frente al mismo periodo del año anterior. Y todo ello, gracias entre otras cosas, a la subida de precios de los chips de memoria, de los que la firma se ha beneficiado. 

La compañía ha detallado en un comunicado que sus divisiones de semiconductores y componentes han impulsado sus cuentas al sumar de manera conjunta 32.807 millones de euros, un 40,7% más que en el segundo trimestre de 2016.

Su negocio de chips, que registró una facturación de 13.467 millones de euros, un 46,5% más, se ha visto favorecido por la fuerte demanda de memorias DRAM de alta densidad y SSD para servidores. Todo ello en un contexto de escasa oferta. El negocio de las pantallas también elevó su facturación un 20% hasta los 5.905 millones de euros, gracias a una mayor venta de paneles de diodos emisores de luz (OLED) para smartphones de alta gama y pantallas de cristal líquido (LCD) de gran formato, según explicó la compañía en un comunicado.

Según explicaban hace unos días a CincoDías los directores de Producto de Lenovo y HP en España, Miguel Hernández y Miguel Ángel Fiz, solo el precio de las memorias RAM se ha más que doblado en los últimos seis meses, debido a un desajuste entre la capacidad de producción actual y la demanda. E igualmente se han disparado los precios de los discos duros y los paneles LCD, algo que también ha beneficiado a Samsung. Una situación a la que se ha llegado porque las fábricas actuales no dan abasto a responder a la demanda de cada vez más jugadores: fabricantes de smartphones, PC, tabletas, televisores e incluso fabricantes de coches se pelean por los mismos componentes.

Precisamente, Samsung anunció hace unas semanas que planea invertir 18.600 millones de dólares para ampliar sus capacidades de fabricación de chips de memoria y pantallas en Corea del Sur. 

Telefonía móvil

En cuanto a la división de telefonía de Samsung también ha tenido un buen comportamiento. Sus ingresos han subido un 13%, hasta los 22.985 millones de euros. A ello ha contribuido especialmente el éxito de su último modelo Premium, los Galaxy S8 y S8+, aunque el margen de ganancia operativa se redujo precisamente por el incremento del coste de componentes. Pese al tirón de las ventas de los smartphones premium, el número total de móviles entregados por la compañía fue similar al trimestre del año anterior, debido al decrecimiento de ventas de terminales de gama media y gama de entrada.

Recompra de acciones

Según informó Efe, la junta directiva de la empresa ha aprobado hoy el inicio de la tercera fase de su plan de recompra y cancelación de títulos bursátiles para este año. A partir de mañana y durante los tres próximos meses Samsung recomprará y cancelará unas 670.000 acciones comunes y unas 168.000 preferentes.

Samsung ya anunció en enero que con este plan activaría un plan de recompra por valor de unos 9,3 billones de wones (7.114 millones de euros) a lo largo de este año.

Normas