El precio de los hoteles se dispara un 7% hasta los 99 euros por habitación

La mayor subida en julio se produce en Cataluña, con un 10% más

La tarifa más cara se cobra en Baleares, con 115 euros de media

turismo
Turistas en el centro de Madrid.

La industria hotelera está haciendo el agosto con el buen momento que vive el sector turístico. Si el año pasado se cerró con 75 millones de viajeros, una cifra inédita, las previsiones para este año apuntan a una cifra cercana a los 84 millones. Unas cifras que se están reflejando en las pernoctaciones hoteleras, en máximos históricos, y que están permitiendo a los empresarios subir los precios y recuperar la rentabilidad perdida durante los años de crisis.

Los datos hechos públicos por el INE esta mañana reflejan que en julio se produjeron 43,6 millones de pernoctaciones, una cifra inédita que incluso mejora el máximo logrado en el mismo de 2016, en el que se rozaron las 43 millones de pernoctaciones y se ganaron más de tres millones en doce meses. Mientras que las estancias de turistas españoles han caído en 282.000 pernoctaciones, las realizadas por turistas extranjeros se han incrementado en 985.000.

El tirón del turismo extranjero ha permitido a los hoteleros subir las tarifas con fuerza. En julio se han elevado un 6,9% de media y la tarifa media por habitación se ha situado en 98,5 euros. La serie histórica del INE, que arranca en 2008, refleja que nunca habían subido tanto los precios y que en ningún mes de julio, incluido cuando aún no había estallado la crisis, se habían cobrado esas tarifas.

Los precios que pagan los clientes de los hoteles encadenan cuatro meses consecutivos subiendo por encima del 7%, con alzas del 9% en abril y junio. Los incrementos en julio han sido generalizados tanto por comunidades autónomas como por la categoría de los establecimientos. Las tarifas han subido en todas las autonomías, con la excepción de La Rioja,, en la que los precios han bajado un 0,9%. El mayor incremento se ha producido en Cataluña, con una subida del 10%, seguida por Canarias (9,1%), Baleares y Cantabria (8%) , Navarra (7,6%) y Madrid (7,1%). La irrupción de Cantabria y Navarra, dos comunidades de interior que no reciben turistas de sol y playa, refleja el impacto positivo que está teniendo la llegada de todo tipo de visitantes que no solo buscan destinos en la costa.

Las pernoctaciones de extranjeros suben en 985.000 y las de nacionales caen en 282.000

Los hoteles de tres comunidades (Baleares, Cataluña y Andalucía) han cobrado un precio medio por habitación superior a 100 euros. La tarifa media más alta se ha pagado en Baleares, con 115 euros, seguida por Cataluña (106,3 euros) y Andalucía (105,6). En el otro lado aparecen Castilla-La Mancha (53,3 euros) y Aragón (54,6 euros). Las tarifas de las primeras duplican a las segundas.

Por categorías, todos los establecimientos, con independencia del número de estrellas con las que cuenten, han subido sus tarifas. El precio medio de un hotel de cinco estrellas en julio se ha situado en 218,8 euros, un 6,5% más anual, mientras que el de cuatro estrellas sube un 6% hasta los 107,9 euros. El mayor avance de precios, sin embargo, se ha producido en los de dos estrellas, con un alza del 7,5%, hasta los 67,3 euros.

Los hoteleros ya han recuperado más de lo perdido en la crisis

Octubre de 2008 fue el primer mes en el que el precio de los hoteles cayó. En concreto lo hizo un 1,9 anual. A partir de esa fecha encadenó 65 meses en el que se alternaron subidas (52) y caídas (13) hasta abril de 2014. En ese período, la caída de precios acumulada fue de un 113,7%. Desde abril de 2014 hasta julio de 2017 ha encadenado 40 meses consecutivos de subida, en el que el incremento acumulado ha sido del 179,6%. Dicho de otra manera, que los hoteleros han recuperado más que de sobra las bajadas de precios que aplicaron en los años de crisis.

Normas