Turismo

CaixaBank augura que España llegará a 84 millones de turistas este año

Insta a imponer tasas a los viajeros para controlar la masificación

Prevé oportunidades para atraer turistas asiáticos y jubilados de la UE

Turistas en el paseo marítimo de la playa de El Postiguet (Alicante)
Turistas en el paseo marítimo de la playa de El Postiguet (Alicante)

España podría alcanzar los 84 millones de turistas este año y superar por primera vez a Francia como el destino más visitado del mundo. Es la principal conclusión de la monografía que el servicio de Estudios de Caixabank dedicada a la actividad turística, presentada ayer en Madrid, en el que vaticina esas cifras si se repiten los buenos resultados del primer cuatrimestre (20 millones de turistas y 20.000 millones de euros en gasto). El economista jefe de CaixaBank, Enric Fernández, subrayó que si se logra esa cifra, la cuota mundial de España en el turismo mundial sería del 6%, “muy por encima del 1,7% que representan las exportaciones”.

En este contexto, Fernández no esquivó los problemas que están surgiendo por esa masificación del turismo en un país como España, en el que la llegada de turistas se concentra en pocos meses y destinos, y propuso la implantación de tasas que sirvan para disuadir la llegada de determinado turismo. “Sería un elemento diferenciador al actual, en el que las tasas sirven para cuadrar las cuentas de unas administraciones deficitarias”, subraya. En la actualidad solo hay una comunidad (Cataluña) que cobre una tasa turística a las personas que pernoctan en sus alojamientos. La tarifa varía desde los 2,25 euros por noche que se pagan en hoteles de cinco estrellas, en estancias de crucero de más de 12 horas o en pisos turísticos hasta los 0,90 euros que pagan los hoteles de tres, dos y una estrella.

La pregunta, por lo tanto, parece obvia. ¿Ha tocado techo el turismo? ¿Hay sitio para más turistas? Oriol Aspach, director de Macroeconomía del servicio de estudios de Caixabank, consideró que los factores exógenos, como los conflictos en los mercados competidores (Egipto, Turquía o Francia) irán perdiendo fuerza y que la concentración de turistas en temporada alta y en los grandes destinos también se corregirá en el medio plazo. Pese a ello aseguró que el turismo es un sector de presente, pero también de futuro. Y para ello puso como ejemplo dos líneas en las que el turismo puede seguir creciendo: la atracción de visitantes de países emergentes, en los que el gasto en turismo internacional está creciendo gracias al crecimiento de los niveles de renta, y de turistas jubilados de Europa. “España tiene la oportunidad de convertirse en la Florida de Europa”.

Normas