Enseñanzas de la última década

Hace 10 años lanzamos un nuevo producto: Renta 4 Pegasus, que hoy cuenta con más de 450 millones de euros y 15.000 clientes. Los números nos avalan: 55% de rentabilidad acumulada, 4,5% anual sin haber tenido pérdidas ningún año. En este mundo donde todo cambia al minuto, conviene tomarse un tiempo para reflexionar, echar la mirada atrás y ver los aciertosy errores de la gestión, aunque sólo sea para aprender de ellos.

Lo primero que hay que comentar que nuestras expectativas en 2007 y las del mercado en general, nada tienen que ver con lo que ha ocurrido en los últimos años. En el momento del lanzamiento, el Euribor se situaba 4,5%, el Ibex 35 en 15.200, la prima de riesgo en 7 puntos y el petróleo en 75 dólares.

Lo que ha pasado en los últimos años ya lo sabemos: la prima de riesgo llegó a 600 puntos básicos, el petróleo ha cotizado por encima de 140 dólares o por debajo de 30 dólares, el Euribor lleva en negativo varios trimestres… Ninguno de estos elementos estaba en nuestro escenario en el 2007.

Por tanto, un requisito para los que gestionamos es ser humilde y tener claro que no sabemos lo que el futuro nos puede deparar. La buena noticia es que aún con un escenario tremendamente complicado como el que hemos tenido, hemos logrado obtener rentabilidad para nuestros participes.

La razón de lograr estos resultados ha sido la flexibilidad en la gestión. A veces compensa tomar riesgo porque está bien pagado, y otras veces no tanto como en la época actual. Esta flexibilidad forma parte de una forma de gestionar cuyos resultados han provocado que le demos, si cabe, más importancia a la hora de tomar decisiones. Y no hay que olvidar que las mejores decisiones de inversión (ya sea mayores revalorizaciones o menores pérdidas) han sido tomadas “en contra de la opinión del mercado”. Ir al contrario no es fácil en este mundo, pero puede producir grandes resultados.

Esta flexibilidad, nos permite hoy aconsejar a los inversores conservadores no estar muy invertidos. Tener parte de su cartera en liquidez. Actualmente, el coste de oportunidad es pequeño debido a los tipos de interés ínfimos que caracterizan el entorno actual. Hoy en día tenemos muchos activos que cotizan a precios altos debido a la intervención de los bancos centrales. Es el poder de la liquidez.

Se trata de una estrategia táctica de cara al corto plazo. No olvidemos que las rentas, dividendos y cupones que cobramos si estamos invertidos, es una parte importante de la rentabilidad lograda.

Miguel Jiménez | Gestor del fondo Renta 4 Pegasus de Renta 4 Gestora

Normas