Obligaciones fiscales de un Youtuber

Los youtubers son generadores de contenidos con numerosos seguidores en sus canales

youtube

YouTube es una de las redes sociales con mayor penetración en el mundo. Sus más de 1.000 millones de usuarios así lo avalan. Esta cantidad de participantes en la plataforma ha promovido la generación de muchos youtubers, que son generadores de contenidos con numerosos seguidores y suscriptores en sus respectivos canales de YouTube.

Su presencia en este entorno no es altruista, por lo que al lucrarse de esta actividad, se convierten en sujetos que han de declarar como ingresos sus actividades en esta red social. En resumidas cuentas: una vez que una persona comience a generar ingresos por un canal en YouTube, tiene obligaciones fiscales que cumplir.

Al respecto, el primer paso que debe dar es darse de alta como autónomo para poder emitir facturas de lo que ingrese. En función de cuáles son los ingresos que genere o las empresas para las que trabaje, el interesado tendrá que realizar una serie de gestiones, y emitir unas facturas u otras.

Al respecto, la gestoría online Txerpa recomienda que todo youtuber lleve al día una contabilidad sencilla. La misma consiste en tener registradas todas las facturas de compra y venta, así como los bienes de inversión, en caso de tenerlos. De igual modo, recuerdan que esta actividad está incluida en el Impuesto de Actividades Económicas (IAE), por lo que es necesario solicitar factura de aquellos gastos relacionados directamente con el negocio.

Como tercer punto relevante destacan que, para que un youtuber pueda declarar sus ingresos obtenidos directamente por el canal, es necesario hacer una factura intracomunitaria. Esta labor requiere que se dé de alta como agente intracomunitario. Estas facturas no hay que enviarlas, ya que Google, propietaria de YouTube, emite una autofactura declarando los ingresos del canal, sin repercutir el IVA.

En paralelo, y al igual que cualquier trabajador autónomo, un youtuber deberá presentar a Hacienda cada tres meses el modelo 103, el modelo 303 y el modelo 349, relativos a sus rendimientos económicos, a las compras relacionadas con el trabajo diario, y a las actividades y operaciones intracomunitarias que se realizan.

Finalmente, también pueden desgravarse algunos gastos, como los relacionados con los costes fijos del hogar (comunidad, IBI, tasa de basuras, seguro) de la parte proporcional de la sección de la casa en la q se destine al trabajo, los suministros (luz, internet) y el IVA de todo lo que haya adquirido para su canal.

Normas
Entra en El País para participar