Barra libre de financiación bancaria para la pyme

Barra libre de financiación bancaria para la pyme

Solo el 2% de las pymes que piden financiación, se les rechaza.

El pasado 2016 ha sido un año clave en la financiación de las pymes. Entre todas las pequeñas y medianas empresas que han solicitado financiación a lo largo de 2016, solo se le ha denegado a un 2%. Así se extrae del informe sobre el desarrollo de la pyme en España, realizado por Faedpyme.

Según se recoge en el análisis, el 45,6% de las pymes en España han solicitado líneas de de financiación de entidades de crédito durante 2016. Por su parte, el 52,7% no han solicitado financiación, o bien porque no lo necesitan (el 12%), o porque se han podido autofinanciar. El 1,8% restante no han solicitado financiación, a pesar de que sí lo necesitan por desánimo o desconfianza a la hora de conseguirlo.

Entre las pymes que lo han solicitado, tan solo el 2,8% no lo han conseguido. Estos datos ponen de manifiesto el cambio de tendencia en la financiación a las empresas, que hace unos años se posicionaba como uno de los problemas principales de las pymes para poder desarrollarse y crecer. Además, las solicitudes de financiación aceptadas por las entidades bancarias han sido con condiciones similares a las proporcionadas años atrás o, incluso, en el 47,4% de los casos mejorándolas.

Factores que influyen en el acceso a la financiación

En el documento elaborado por Faedpyme también se observan diferencias reseñables a la hora de conseguir financiación entre empresas de diferente tamaño, experiencia, sector, parentesco entre directivos e, incluso, el nivel del estudios del gerente o gerentes. De esta manera, por ejemplo, al 10,87% de las microempresas se les ha denegado la financiación, mientras que en el caso de las medianas empresas, el porcentaje se reduce al 1,56%. Las condiciones bancarias también perjudican a las más pequeñas en favor de las grandes corporaciones. El endurecimiento de las condiciones de las microempresas se sitúa en el 19,57%, mientras que en el caso de las pequeñas y las medianas está en el 11,86% y en el 4,69%, respectivamente. Contar con varios años de antigüedad, un buen nivel de estudios de los directivos y no ser una empresa con control familiar son otros factures que facilitan el acceso a la financiación y mejoran sus condiciones.

 

Normas
Entra en EL PAÍS