Sector financiero

La banca andorrana gana un 7% menos en 2016 al año del caso BPA

Andbank, Grup Crèdit Andorrà, Mora Banc, BancSabadell y Vall Banc suman 156 millones de beneficio

El sector mantiene el tipo dos años después del escándalo BPA

Andorra.
Andorra.

La banca andorrana cerró el ejercicio 2016 con un beneficio neto atribuido de 156 millones de euros, un 7% menos que en 2015, y un volumen total de recursos gestionados de 45.514 millones, un 0,7% más que el año anterior.

El sector financiero andorrano, que conforman las entidades Andbank, Grup Crèdit Andorrà, Mora Banc, BancSabadell y Vall Banc, operó en el último año en un entorno de tipos de interés negativos que afectaron al margen financiero, así como de costes crecientes derivados de la adaptación al nuevo marco normativo del sector bancario europeo.

En este contexto, los cinco bancos andorranos lograron incrementar en 300 millones los recursos totales gestionados y constituyeron 2.880 millones de euros en operaciones de crédito durante 2016, un 0,38 % más.

La directora general de la Asociación de Bancos Andorranos (ABA), Esther Puigcercós, destacó en un comunicado que Andorra “se mantiene como una plaza valorada por los clientes, tanto por la calidad de los servicios de sus gestores como por la experiencia en la gestión de patrimonios”.

“Los clientes mantienen su confianza en nuestras entidades ante los cambios normativos realizados por Andorra los últimos ejercicios en el ámbito de la transparencia”, subrayó Puigcercós, que opinó que la evolución de los volúmenes de la banca andorrana demuestran la estabilidad de esta plaza “en un momento de transición hacia los nuevos estándares internacionales de transparencia”.

La banca de Andorra vivió su momento de mayor dificultad hace dos años, cuando el Gobierno intervino la Banca Privada d'Andorra (BPA) después de que Estados Unidos anunciara que investigaba a la entidad por canalizar supuestamente fondos del crimen organizado.

El ejecutivo del Principado impulsó entonces una serie de medidas para devolver la confianza a este sector, que supone aproximadamente el 21% del PIB del país.

Normas