Escándalo financiero

J.C. Flowers toma posesión de Vall Banc, la antigua BPA

El fondo nombra nuevo presidente y consejero delegado

Imagen de una de las oficinas de Vall Banc.
Imagen de una de las oficinas de Vall Banc.

Banca Privada de Andorra (BPA) ha dejado oficialmente de ser un banco público. La entidad, intervenida por el estado en marzo de 2015 tras denunciar EE UU que blanqueaba capitales para redes internacionales del crimen, ha sido traspasada este jueves a su comprador, el fondo estadounidense J.C. Flowers.

Así lo ha formalizado el consejo de administración de la Agència Estatal de Resolució d’Entitats Bancàries (AREB), una suerte de FROB andorrano, consolidando la adquisición de Vall Banc,la nueva denominación del negocio legítimo de BPA, por parte de la firma de inversión estadounidense J.C. Flowers una vez logradas las autorizaciones preceptivas del Institut Nacional Andorrà de Finances (INAF) y del Gobierno del país.

Se cumple así el acuerdo del 21 de abril de 2016, cuando AREB, tras valorar varias ofertas recibidas en una subasta competitiva, seleccionó la oferta del fondo J.C. Flowers, por un precio total de hasta 29 millones de euros.

La firma estadounidense ha efectuado ya un desembolso inicial e irá abonando el resto de pagos en función de la evolución del negocio.

“Con el traspaso, Michael Christner ha sido designado Presidente de Vall Banc y Cristoph Lieber su Consejero Delegado, en sustitución de César Goyache y Fernando Vázquez, respectivamente”, ha informado AREB.

“Con este paso se cumple punto por punto el plan de resolución de Banca Privada d’Andorra (BPA) que se aprobó en junio 2015. En particular, se optimiza el uso de los recursos públicos y se garantizan buenas perspectivas de negocio para Vall Banc, sus clientes y sus empleados, fruto de la dilatada experiencia de J.C. Flowers & Co en la gestión de entidades financieras”, comenta Albert Hinojosa, presidente de AREB.

Normas