Banca

Santander alerta de tres riesgos que afronta la banca europea en 2017

banco santander
Auditorio Rafael del Pino durante el Experian Day 2017.

La banca europea no termina de encontrar su sitio en un mercado tan complejo. Tras la crisis económica, Matías Rodríguez Inciarte, vicepresidente de Santander, ha alertado de los tres principales riesgos que afrontan las entidades financieras en la Unión Europea de cara al futuro próximo: la rentabilidad, la revolución digital y el entorno social.

"Desde la crisis financiera, los bancos, en su conjunto, no somos capaces de tener unas rentabilidades por encima del coste de capital", ha asegurado Rodríguez Inciarte durante el Experian Day 2017, celebrado en Madrid y organizado por la compañía de análisis de datos Experian. En el caso de las entidades españolas, el coste de capital se situó en torno al 7%. El consejero de Santander ha vinculado la baja rentabilidad de los bancos europeos a un conjunto de factores que han creado una "tormenta perfecta":

  1. El bajo crecimiento económico que impide que los clientes soliciten créditos.
  2. Los tipos de interés en mínimos. "Estamos en un entorno inédito de tipos de interés próximos a cero", ha afirmado el consejero.
  3.  La inversión que requiere la innovación en tecnología.
  4. Los activos problemáticos: 1 billón de euros de activos morosos en los bancos de la eurozona.
  5. Una regulación muy estricta que exige más capital para que el banco tenga mayor solvencia
  6. El desapalancamiento: baja demanda y financiación vía mercados.

De cara al futuro, Rodríguez Inciarte cree que Santander tiene que adaptarse a los nuevos clientes de la generación milenial para los que está simplificando la oferta bancaria: "Tenemos que adaptarnos a unas nuevas generaciones que son más digitales". Así como pensar en el cliente concreto cuando se le ofrece un producto, para que esté acorde a sus necesidades: "Pasar de una banca de productos a una banca de clientes".

Dentro de la estrategia de para afrontar la revolución digital, la entidad está adaptando 350 de las antiguas sucursales a un nuevo modelo conocido como Smart Red, con el objetivo de integrar el mundo digital en el espacio de la oficina. "No tengo que deciros la gran transformación que supone la cuarta revolución industrial, con la inteligencia artificial, el big data o la seguridad", ha señalado.

Asimismo, el banco se ha marcado un nuevo objetivo: recuperar la confianza. El sistema financiero se encuentra fuertemente deslegitimado tras escándalos como las preferentes, las cláusulas suelo de las hipotecas o los desahucios. "La percepción del sistema financiero como consecuencia de la crisis es una mala imagen", ha asegurado.

Cambios en la gestión de riesgos

Transformación de la banca española

Concentración: Las 45 cajas de ahorros se convirtieron en 8 bancos y 2 cajas.

Recapitalización: El capital se aumentó de un 7,4% en 2010 al 12,40% en el segundo trimestre de 2016.

Ajuste: Se llevó a cabo una reducción de oficinas del 34% y de plantilla del 27%.

Saneamiento: La morosidad cayó un 40%.

Desde el punto de vista de la gestión de riesgos, Rodríguez Inciarte cree que el sistema financiero tiene la necesidad de llevar a cabo una reforma estructural para gestionar la elevada morosidad, una mayor eficiencia operativa y gestión del exceso de capacidad y consolidar las entidades. "Italia  no hizo los deberes de la reestructuración del sistema financiero. Veremos fusiones europeas", ha asegurado Juan María Nin, exconsejero delegado de CaixaBank.

Los viejos riesgos que afrontaba el sistema (crediticio, de mercado, de balance u operacional) ahora tienen que ser gestionados con nuevas herramientas, tales como los tests de estrés, la gestión anticipativa o el big data. Además, el sector afronta una serie de nuevos retos, como la ciberseguridad o el riesgo reputacional.

Normas