Entrevista

Jaume Puig: “El valor fundamental del Ibex está en los 13.000 puntos”

El experto cree que los riesgos políticos de este año son inferiores a los de 2016. Su visión hacia la banca española doméstica aún es de desconfianza.

Jaume Puig, director general de GVC Gaesco Gestión
Jaume Puig, director general de GVC Gaesco Gestión

Se muestra abiertamente optimista sobre el potencial de subida de la Bolsa, hasta el punto de que su temor no es ya que haya sobresaltos más o menos profundos en los próximos meses sino que el recorrido que tiene la renta variable para los próximos tres años se pueda agotar en su mayor parte en 2017, en un intenso rally. Para Jaume Puig, director general de GVC Gaesco Gestión y responsable de un patrimonio superior a los 1.300 millones de euros, a favor de la Bolsa juegan con claridad tres factores: unas bajas valoraciones, la perspectiva de que los tipos de interés subirán en la zona euro tan pronto como a finales de 2018 y una prima de riesgo político en retroceso, a pesar de la intensa agenda electoral en Europa de este año.

¿Hasta cuándo va a durar el voto de confianza que los inversores están dando a Trump?

El mercado le va a conceder como mínimo hasta septiembre, un período de gracia para ver qué ha hecho. Trump ha prometido reformas de calado pero la medida más importante con mucha diferencia es la plena deducción fiscal de las inversiones de capital. Se espera que aunque contablemente una empresa se apunte la inversión durante años, fiscalmente se lo deduzca cuando haga esa inversión. Las empresas americanas llevan años en que han generado mucha caja, y han dedicado parte importante a recomprar sus acciones. Es una forma rápida de crear valor para el accionista, demasiado fácil. Pero las empresas de EE UU ya no están baratas y esto ya no vale. En este momento la forma para crear valor para el accionista es invertir el capital. Si las empresas invierten esa caja y le das una bonificación, eso puede tener ahora un efecto multiplicador. Es el momento.

¿Cómo pueden influir en la Bolsa europea las elecciones en Francia, Holanda y Alemania?

Si bien sigue habiendo riesgos políticos, lo realmente importante no es ese riesgo político sino cómo se lo toma el mercado. Una cosa son los riesgos políticos y otra la prima de riesgo político. Y esa prima está bajando en Europa, ya desde principios de julio de 2016, después del brexit. Las posibilidades de que los actuales riesgos políticos vayan mal son muy inferiores a los del año pasado. El mercado se inmuniza, no puede caer tantas veces por la misma causa.

Su visión de la Bolsa es bastante optimista, ¿por qué? 

La apuesta de inversión es sin duda la Bolsa y confluyen varios factores. En primer lugar, unas valoraciones baratas. Por fundamentales, el valor del Ibex es casi 13.000. En el Eurosotxx 50 supera el 4.200. El segundo factor es la normalización de los tipos de interés. Lo normal es que el QE se acabe en diciembre, y eso querría decir que ya podría haber subida de tipos en 2018. Será muy difícil en el primer semestre pero muy probable a finales de 2018, ese es nuestro escenario. Las valoraciones baratas no se ven amenazadas en los próximos dos tres años, sí a partir de entonces ya que los costes subirán por alza de tipos. Hasta entonces los beneficios estarán bastante salvaguardados. El tercer factor es la reducción de la prima de riesgo política. Hay tres factores para tener tres años buenos de Bolsa: 2017, 2018 y 2019. Mi miedo es que esto no sea así y que en lugar de tres años buenos, tengamos un año muy bueno, que es este. El riesgo es que entre el 70% y el 80% de todo ese potencial se consuma en 2017.

¿Cuál es su apuesta por valores?

La gran diferencia respecto al año pasado es que los descuentos de valoración entre cíclicos y defensivos son iguales. En 2016 todo el año fue compra de cíclicos. Ya no es lo mismo. De cara a nuevas compras en este año es más probable que vayamos acumulando empresas defensivas puntuales con descuentos altos. Lo haremos con calma. Lo que monitorizamos es el descuento del fondo, si llega a su valor fundamental, vendemos. Hay que maximizar el descuento permanentemente.

¿Qué nombres en concreto?

La principal posición es Mapfre, está barata, bien gestionada y te da una exposición a Latinoamérica muy difícil de encontrar. El sector seguros nos gusta en general y está barato. Tenemos Munich Re, Axa y Generali. En bancos tenemos BBVA, a pesar de México. Hará 8 ó 9 años que no tenemos ningún banco doméstico y no hemos cambiado de opinión todavía. Es probable que en medio año o un año empecemos a invertir, pero a día de hoy no. Solo cuando estemos convencidos de que los problemas han remitido. Tenemos también Meliá, Enagás, Telefónica, Euskaltel y Gas Natural. Teníamos Prosegur pero llegó a nuestro valor fundamental y vendimos.

Escéptico con las OPV que vienen

El buen año bursátil que los gestores esperan para 2017 debería ser propicio para las salidas a Bolsa, aunque las compañías que están en capilla para dar su salto al parqué –Gestamp o Prosegur Cash– no sean las predilectas de Jaume Puig. “De entrada no hay ninguna de las anunciadas hasta ahora que pensemos sea una de las colocaciones que no te puedes perder. Va a depender mucho de la valoración”, explica el director general de GVC Gaesco Gestión. “Las miraremos todas. Y también hay algunas que nos gustaría que salieran, nos gustaría mucho Correos, Paradores y nos encantaría Loterías. Creo que esperarán a que el mercado cotice las cosas mejor. En su día ya nos pasó con Aena”, añade.

Puig explica que la estrategia de la gestora es la búsqueda de empresas nicho que tengan una fortaleza muy particular. “En España hay una serie de empresas que son diferenciales, que no las encuentras, son nicho. Por ejemplo Aena. Ya hay aeropuertos cotizados, los de Viena Francfort, Venecia, pero en un destino turístico como España, esperábamos la salida a Bolsa de Aena”.
Junto con la valoración, Puig valora especialmente la filosofía de gestión. “La gerencia de largo plazo es una línea roja para nosotros, si intuimos que la gerencia es cortoplacista, no entramos en el valor. Hay empresas que a priori son muy buenas pero no vamos a invertir porque el equipo gestor es cortoplacista. Es un juicio de valor, nos podemos equivocar, pero tenemos que hacerlo”.

Normas
Entra en El País para participar