Automovilísticas

La justicia francesa abre una investigación a Renault por emisiones trucadas

La automovilística llegó a caer en Bolsa un 5,97% hasta los 81,10 euros

Renault emisiones trucadas

Después de que la Agencia Medioambiental Estadounidense acusase este jueves a Fiat-Chrysler de haber trucado la emisión de gases contaminantes en 10.000 vehículos, la justicia francesa ha anunciado este viernes que ha abierto una investigación a Renault por un caso similar. Tras el anuncio, las acciones de la automovilística llegaron a depreciarse en Bolsa un 5,97% hasta los 81.10 euros. Al cierre de la sesión, moderaron las caídas al 2,46%.

La automovilística lleva bajo el ojo de la justicia desde 2015, cuando poco después de que saliese a la luz el caso Volkswagen los servicios antifraude franceses registraron varias sedes de Renault para averiguar si utilizaba un software fraudulento en sus vehículos para que pasasen los tests de emisiones contaminantes. 

Los registros se efectuaron después de conocerse los resultados de las pruebas realizadas a varios de los modelos de Renault por la comisión oficial creada en septiembre de 2015, a instancias del Ministerio francés de Ecología, para verificar las emisiones contaminantes en condiciones reales de conducción. Las cantidades de óxidos de nitrógeno en condiciones de conducción de los modelos Captur y Escénic eran superiores a las que se habían obtenido en la homologación en laboratorio.

En base a estas pesquisas, la fiscalía de París trata de dilucidar si los instrumentos que regulan las emisiones de gases están programados para ocultar el volumen de Monóxido de Carbono que realmente emiten los vehículos. La respuesta de Renault para salir al paso de estas acusaciones fue aclarar que sus motores respetan la legislación y no tienen dispositivos de fraude.

El grupo automovilístico ha aclarado que intenta solventar estos resultados. Ha recordado, en concreto, que en marzo de 2016 presentó ante este equipo de técnicos un plan de reducción de las emisiones de Monóxido de Nitrógeno de sus diésel Euro 6b en condiciones de uso habitual.

Normas