Breakingviews

Los 20.000 del Dow Jones no significan nada

Hay otros números más importantes para los inversores

Cotización del índice Dow Jones, en la Bolsa de Nueva York, el miércoles.
Cotización del índice Dow Jones, en la Bolsa de Nueva York, el miércoles.

El repunte poselectoral de las acciones en EE UU ha llevado el índice Dow Jones Industrial Average a nuevos máximos, en los 20.000 puntos. En la práctica no significan nada. Otros factores determinarán en última instancia si el envejecido mercado alcista sigue teniendo músculo.

A todo el mundo le gustan los números redondos, pero la expectativa que rodea al Dow está cada vez más injustificada. Un movimiento de 1.000 puntos supone ya solo un 5% de cambio. El mercado alcista es ya el segundo más largo de la historia, solo por detrás del que llevó al crack tecnológico de 2000.

El CAPE (PER ajustado a la media) está por encima de 28x, un nivel que ha alcanzado menos del 5% del tiempo en los últimos 135 años

El CAPE (PER ajustado a la media) del profesor Robert Shiller está por encima de 28x, un nivel que ha alcanzado menos del 5% del tiempo en los últimos 135 años. Los beneficios empresariales ascendieron al 12,9% del PIB en el tercer trimestre, cerca de los máximos históricos, a pesar de la reciente caída de los ingresos.

La expectativa de políticas fiscales y regulatorias favorables al crecimiento ha impulsado el mercado. El presidente electo, Donald Trump, ha propuesto reducir drásticamente el impuesto de sociedades al 15% (desde el 35%) y el impuesto de la renta al 33% (desde el 39,6%). El think tank Tax Policy Center estima que estas políticas aumentarían el déficit en 10 puntos porcentuales acumulados de aquí a 2020. De ahí el gran aumento de la rentabilidad de los bonos a 10 años: dos tercios de punto porcentual desde la elección, y casi un punto y un cuarto desde los mínimos de julio.

La subida de tipos ha llevado al dólar a un máximo en 14 años en base ponderada por el comercio, lo que aumenta el riesgo de que el estímulo de Trump se escape al extranjero. Imponer aranceles a China no es una solución fácil. El dólar ha subido casi un 15% frente al yuan, hasta un máximo en ocho años, a pesar de la considerable intervención de Pekín, que también está luchando por evitar una burbuja de deuda.

Hay un montón de números que deben vigilar los inversores, y el Dow es ciertamente el menos importante.

Normas