Mercado de trabajo

UGT pide punto final a la moderación salarial

El sindicato considera la subida de salarios fundamental para prolongar la recuperación económica y reducir las desigualdades

UGT
Operarios recogen la basura en Madrid.

Los sindicatos siguen añadiendo presión a los empresarios ante el aparente bloqueo que sufre la negociación para renovar el pacto de salarios suscrito con CEOE-Cepyme. UGTreclamó ayer que se abandone “de una vez” la moderación salarial en España porque el crecimiento de los salarios en convenio (1,08% hasta noviembre frente al 1,5% impuesto como techo para el conjunto del año) resulta “insuficiente a todas luces” en una economía que crece a ritmos superiores al 3%. Por ese motivo, los dirigentes sindicales insistieron ayer en su reclamación de que los salarios suban en 2017 entre un 1,8% y un 3%.

Tras analizar la evolución de los convenios colectivos hasta noviembre de este año, UGT concluye que se han incrementado los convenios registrados, el número de empresas y los trabajadores protegidos por la negociación colectiva. “Y, sin embargo, los salarios siguen sin crecer”, denuncia. El sindicato subraya que la subida salarial media pactada en convenio (un techo de un 1% para 2015 y del 1,5% para 2016) es fruto de un acuerdo con las organizaciones empresariales que se firmó en época de crisis y no obedece a la coyuntura actual.

Con el PIB creciendo por encima del 3% por segundo año consecutivo, UGT cree que ya es hora de que los salarios suban para fomentar el consumo y la inversión, compensar la pérdida de poder adquisitivo sufrida desde 2010, reducir las desigualdades y los niveles de pobreza, fomentar la creación de empleo estable y recuperar derechos perdidos. “La política salarial de 2017 debe ser una pieza clave para solucionar las necesidades más acuciantes de la economía española, aumentar la productividad y garantizar que el crecimiento llega a las personas”, defiende el sindicato. UGT alerta de que solo a través del incremento de los salarios, “la economía española podrá compensar la pérdida del impulso de los vientos de cola: el bajo precio de los carburantes, el dinero barato, o el aumento de las exportaciones”.

En su opinión, Gobierno y patronal tienen que ser conscientes de que el incremento de los salarios es fundamental “para afianzar nuestro crecimiento económico y la generación de empleo”, insiste el informe del sindicato. El estudio recopila las últimas cifras de negociación colectiva hechas públicas por el Ministerio de Empleo, que reflejan que la subida salarial media pactada en los convenios colectivos registrados hasta noviembre de este año se situó en el 1,08%, el mismo dato que en septiembre y octubre y apenas tres décimas superior al contabilizado un año antes (0,75%). Este porcentaje se encuentra dentro de los parámetros del Acuerdo Interconfederal de Negociación Colectiva 2015-2016, que establece subidas salariales de hasta el 1,5% para 2016.

A 30 de noviembre de 2016 se habían registrado un total de 2.853 convenios colectivos, un 32,1% más que un año antes, con efectos sobre algo más de siete millones de trabajadores, cifra un 20,4% superior a la del mismo periodo de 2015. Del total de convenios registrados hasta noviembre, el 76,1% eran de empresa (2.171), con efectos sobre 427.000 trabajadores, mientras que el 23,9% restante (682) eran convenios de ámbito superior al empresarial y daban amparo a 6,6 millones de trabajadores.

La subida salarial media pactada en los convenios de empresa se situó en el 0,72%, frente al 0,49% de un año antes, en tanto que el incremento salarial de los convenios de otro ámbito alcanzó el 1,10%, por encima del 0,77% de los 11 primeros meses de 2015. Otro dato que, a juicio de UGT, evidencia la necesidad de incrementar los salarios es que las alzas pactadas en los nuevos convenios se limitan al 0,99% hasta el 30 de noviembre frente al 1,09% de los revisados.

Normas