Entrevista al presidente de Colonial y del Círculo de Economía

Juan José Brugera: “Tenemos caja para invertir 1.000 millones en dos años”

El directivo apunta a que se verán operaciones corporativas en el sector inmobiliario

Juan José Brugera, presidente de Inmobiliaria Colonial.
Juan José Brugera, presidente de Inmobiliaria Colonial.

Es la segunda etapa de Juan José Brugera (Badajoz, 1946) al frente de Colonial. Este ingeniero con experiencia en banca salió de la compañía catalana tras su venta a Inmocaral en 2006. Dos años, después, la banca acreedora le volvió a llamar para ocupar la presidencia. Tras el saneamiento, la empresa vuelve a ser uno de los grandes protagonistas entre los propietarios de oficinas, con un beneficio neto de 249 millones de euros entre enero y septiembre. Este directivo, además, ocupa desde la semana pasada la presidencia de la entidad barcelonesa Círculo de Economía.

Pregunta. ¿Qué quiere ser Colonial a medio plazo?

respuesta. Colonial quiere ser una empresa más grande y posiblemente en el futuro estar presente en algún otro mercado. Para nosotros la crisis es historia. Hicimos la ampliación de capital en mayo de 2014, entraron nuevos socios y se regularizó totalmente el crédito bancario. Fuimos la primera inmobiliaria que obtuvimos el investment grade de S&P y eso nos permitió hacer una emisión grande de 1.250 millones. Después hemos refinanciado esa operación con una nueva emisión de 800 millones a un tipo de interés más bajo, y estudiaremos si hay otra oportunidad para los 450 millones restantes.

“Puede haber cambios en la legalidad en Cataluña si son pactados”

P. Como nuevo presidente del Círculo de Economía, ¿cómo ve el diálogo que parece abrirse entre el Gobierno y la Generalitat sobre el proceso soberanista?

R. Solo diré que el Círculo de Economía es un lugar de encuentro y promueve posibles acuerdos entre quienes tienen la representatividad en el país, que son los partidos políticos. No opinamos, solo promovemos soluciones dialogadas dentro del marco legal vigente. Sí entiende el Círculo que puede haber cambios en la legalidad si son pactados. A partir de ahí, somos una entidad que nace de la sociedad civil y promoverá siempre el diálogo atendiendo al interés general.

P. ¿Cómo se ve desde el sector empresarial el procés?

R. Igual que lo ve el Círculo. No queremos sobresaltos y pedimos que los políticos se pongan de acuerdo y la cosa funciona con las reformas que haya que hacer.

P. ¿Qué objetivos se marca como presidente del Círculo?

R. Mi prioridad es ayudar a mejorar la competitividad de las empresas españolas y ayudar a que se reformule la vida política institucional de España. También queremos opinar en temas europeos. El Círculo siempre ha estado por la economía social de mercado y por Europa y la calidad democrática. Somos una entidad que se nos tienen en cuenta.

P. ¿Cómo van a crecer?

r. Antes de la ampliación, Colonial capitalizaba escasamente 250 millones de euros y ahora llega a 2.500 millones. Ese es el camino. Queremos crecer porque aparte de que se tiene más capacidad operativa, tenemos mucha más visibilidad en los mercados y hay inversores que se fijan más en nosotros. Estamos especializados en edificios prime en Madrid, Barcelona y París, donde actuamos a través de nuestra filial francesa SFL. Una de nuestras especializaciones es lo que llamamos el prime factory, es decir, que adquirimos los edificios, invertimos en rehabilitarlos o los hacemos nuevos.

P. ¿Seguirán llevando un ritmo alto de compras de inmuebles?

r. Sí. Hemos invertido 1.000 millones, que para el tamaño que tenía Colonial hace dos años es muy relevante. Tenemos capacidad de caja para seguir invirtiendo otros 1.000 millones en otros dos años. Ahora se trata de encontrar los proyectos.

P. ¿También se plantea la compra de empresas competidoras?

r. Ya es conocido que tenemos el 15% de Axiare, que para nosotros es una inversión complementaria y estamos cómodos con lo que hacen. Si saliese alguna oportunidad parecida, la veríamos. Preferimos la inversión directa, pero no despreciamos la inversión lateral en otras empresas.

P. ¿Incluso pueden aumentar la participación en Axiare?

r. No es nuestro proyecto ahora.

P. La socimi reaccionó a la defensiva adelantándose a una posible opa por parte de Colonial.

r. Yo puedo hablar de nuestra postura, que ya he mencionado.

P. ¿En qué otros mercados veremos a Colonial?

r. Hemos evaluado en alguna ocasión invertir en otros mercados y lo veremos en el futuro, pero no forma parte de nuestras prioridades. Queremos reforzarnos en Madrid, Barcelona y París, que es el mercado más grande de Europa en oficinas.

P. ¿Cómo percibe el sector tras la crisis?

r. El sector en general ha funcionado bien en los dos últimos años porque el crecimiento de la economía lo ha permitido. Si continuamos con un aumento previsto del PIB, el sector continuará aportando valor. En el futuro el mercado será más especializado.

P. ¿Se plantea entrar en otros negocios, como el residencial, donde los inversores vuelven con fuerza?

r. Ya fuimos promotores en la etapa anterior y sacamos buenos retornos de capital. Pero desde la reestructuración hemos vuelto a los orígenes. Tuvimos un negocio residencial y la escindimos como un banco malo.

P. Las socimis y los fondos han entrado muy fuertes en los dos últimos años aprovechando la enorme liquidez. ¿Cree que ha dado lugar a un calentamiento excesivo en el mercado?

r. No confundiría la reactivación con la recuperación. El sector y la construcción contribuyen con dos dígitos al PIB. La burbuja de la época pasada se debió a una colaboración financiera muy exacerbada que hoy en día no se da, ya que las entidades están en un estado de total prudencia. Lo que hace atractivo al mercado español a los inversores internacionales es la reactivación inmobiliaria.

P. El Grupo Villar Mir ha ido reduciendo su participación en Colonial en los últimos meses, ¿Colonial necesita algún otro accionista de referencia?

r. Los accionistas hoy son gente que está en el largo plazo. Qatar Investment Authority (QIA) es nuestro máximo accionista, en el entorno del 13%, y además dispone de un 23% en nuestra filial SFL. La participación de QIA nos aporta respaldo en los mercados internacionales, es un inversor prestigioso y estable, nos depositó confianza cuando acudió a la ampliación de capital, está en los proyectos de España y Francia y cuenta con dos consejeros que participan en todo lo que emana del consejo de administración.

P. ¿Veremos grandes movimientos corporativos en el sector?

r. Veremos cómo el sector inmobiliario se concentra en empresas más grandes. Pero es difícil de prever. En residencial, la demanda de alquiler ha aumentado mucho en España y el mantra de ser propietario ha disminuido un poco. Sí que hace falta, en el mundo de la vivienda, grandes operadores que dominen un buen parque de pisos en alquiler. En activos comerciales, los actores buscan tamaño porque se financian mejor, tienen más resistencia, los inversores se fijan más… es lógico que todos busquemos el crecimiento.

Racionalización de los horarios

“A mi en Holanda, a las 6 de la tarde me han apagado la luz y me han echado de un despacho porque se acabó la jornada”, explica el directivo sobre la iniciativa gubernamental de limitar la jornada laboral hasta las 18 horas. “Hay que ayudar a las personas a que concilien. Tenemos que cambiar la mentalidad”.

Normas
Entra en El País para participar