Mercado inmobiliario

Axiare abre hostilidades contra Colonial, su principal accionista

En un comunicado dirigido a la CNMV, considera a la inmobiliaria como un directo competidor

Asegura que el precio actual de su acción "es un criterio totalmente inadecuado" de posibles futuras operaciones

Luis López de Herrera-Oria, presidente de Axiare.
Luis López de Herrera-Oria, presidente de Axiare.

Axiare denunció este martes a la CNMV que considera a su principal accionista, Inmobiliaria Colonial, como un directo competidor, aseguró que el actual precio de cotización no debería servir para un posible opa; y lamentó la falta de información por parte de Colonial.

Los responsables de Axiare Patrimonio abren hostilidades contra Colonial, su principal accionista. La causa que ha abierto esta batalla es la decisión de la inmobiliaria catalana de entrar en el capital de la socimi, en una operación de hace un mes, por el que adquirió un 15% del capital de Axiare por 135 millones.

En un hecho relevante enviado ayer a la CNMV, Luis López de Herrera-Oria, consejero delegado de Axiare, se defiende de una operación que considera insuficientemente explicada. “Las intenciones últimas de Inmobiliaria Colonial respecto a esta inversión, que se llevó a cabo sin el previo conocimiento del consejo de administración de Axiare, son de relevancia e importancia”, explica el directivo en el comunicado sobre la transacción de protagonizada por su principal accionista.

Axiare lamenta el movimiento de su accionista “atendiendo además al hecho de que Colonial es un competidor directo de la compañía y a la ausencia de una explicación clara sobre la decisión” de la inmobiliaria.

Por su parte, la empresa catalana presidida por Juan José Brugera, volvió a remitirse a su posición ya avanzada en octubre y ofrecida a los analistas, cuando explicó que la compra del 15% de Axiare era una “inversión oportunista”, ya que el fondo estadounidense Perry Capital, el vendedor, se encontraba en un proceso de cierre global de sus posiciones.

Sin embargo, el comunicado firmado por Herrera-Oria deja entrever un temor a otra compra: “El equipo gestor de Axiare entiende que el actual precio de cotización de la acción es un criterio totalmente inadecuado para evaluar cualquier posible operación que tenga como objetivo obtener una influencia significativa o el control sobre la compañía”.

Potencial revalorización

La operación se realizó fuera del mercado, pagando 12,5 euros por título, lo que supuso desembolsar una prima del 6%. Este martes cerró la sesión a 12,3 euros. “Axiare ha tenido un mejor rendimiento que el resto de compañías inmobiliarias cotizadas españolas, con un 25% de revalorización bursátil”, asegura la empresa en el comunicado.

De hecho, en un segundo hecho relevante enviado a la CNMV, Axiare intenta explicar las razones por las que considera que la compañía tiene “excelentes perspectivas”. La socimi detalla que tiene un potencial de crecimiento de las rentas del 77%, hasta los 76 millones de euros, en 18 a 24 meses. Además, avanza que su cartera de activos inmobiliarios va a crecer de forma inminente ya que estudian en exclusiva operaciones de adquisición por un valor de 250 millones.

Normas