Resultados

Bankia no cambiará su política de dividendos pese a la fusión con BMN

El consejero delegado del banco considera bueno que el FROB vuelva en 2017 a vender acciones de Bankia.

El consejero delegado augura un proceso de consolidación en la banca en 2017 para ganar eficiencia

GRA034. MADRID, 26102016.- El consejero delegado de Bankia, José Sevilla, durante la rueda de prensa de presentación de resultados de la entidad. José Sevilla
GRA034. MADRID, 26/10/2016.- El consejero delegado de Bankia, José Sevilla, durante la rueda de prensa de presentación de resultados de la entidad. José Sevilla EFE

Bankia cerró los nueve primeros meses del año con un beneficio atribuido de 731 millones de euros, con una caída del 14,5%. Pese a ello, el banco prevé mantener su política de dividendos ante la fortaleza de su capital (ratio CET1 fully loaded del 13,24%). Incluso la previsible fusión con BMN no alterará su objetivo de remuneración al accionista. El consejero delegado, José Sevilla, cree que sería bueno que en 2017 el FROB vuelva a vender acciones de Bankia.

Sin complejos. La entidad que preside José Ignacio Goirigolzarri cerró los nueve primeros meses del año con un beneficio atribuido de 731 millones de euros, con una caída de 14,5% (por la depreciación de los bonos de Sareb en 119 millones, la caída del euribor y la desconsolidación de su banco de Florida CNB, vendido a finales de 2015).

Retraso en devolver las ayudas

4.500 millones de euros es lo que Bankia ha devuelto a pequeños accionistas y preferentistas y que ha “retrasado la devolución de las ayudas públicas” al contribuyente. El banco ha recibido 22.424 millones de euros en ayudas

Estos resultados (y al contrario de lo que pasó con los de Santander) no convencieron al mercado, al penalizar la acción un 1,12% en la sesión de ayer y situarse en 0,79 euros. Pese a ello, y a que los títulos de Bankia están muy lejos de la cotización de 1,5 euros a los que el Estado vendió en febrero de 2014 el 7,5% del capital, Sevilla aposta por que el Estado, através del FROB vaya saliendo poco a poco de su capital ya (tiene el 65%, lo mismo que en BMN). Sería “bueno y deseable” continuar con la privatización de la entidad a lo largo del próximo año.

“En la medida en que el efecto de los bajos tipos de interés empiece a desaparecer y el mercado perciba que los beneficios mejoran, puede haber ventanas de oportunidad para continuar con el proceso de desinversión. Sería bueno y deseable”, subrayó, tras considerar también positiva la formación de un nuevo Gobierno tras más de 10 meses en funciones. El lunes tanto la Comisión Europea como el BCE insistieron en la necesidad de acelerar la privatización de Bankia y BMN.

Sevilla reiteró en rueda de prensa, como ya lo hiciera hace unas semanas Goirigolzarri, que la posible fusión del banco con BMN, como estudia el FROB, tiene “lógica industrial”, pero matizó que es necesario analizar “si tiene lógica financiera. Las cosas no son blancas o negras, hay que analizarlas y ser rigurosos”, advirtió. Y añadió que el FROB está siendo “muy transparente” en este proyecto, ya que ha avanzado que va a analizar otras posibilidades, además de la fusión, “buscando lo mejor para los intereses de los contribuyentes y el uso de los recursos públicos”.

Avanzó que entre enero y febrero estará el informe del FROB y asedores externos sobre la fusión o alternativas para BMN , y será entonces cuando Bankia valorará la operacióntación.

El exceso de capital que tiene el banco, política que reconoció Sevilla que revisará, puede ser empleado para esta fusión que no necesitará, según todos los analistas una ampliación de capital, y se llevaría a cabo a través de un canje de acciones, según confirmó Sevilla. También avanzó que la política de dividendo no variará si Bankia absorbe BMN.

“El año pasado pagamos un dividendo en efectivo de 300 millones de euros. Lógicamente, la decisión sobre el dividendo la toma el consejo de administración, pero nos sentimos cómodos con el nivel de dividendo que estamos ofreciendo, incluso a pesar de la reducción del beneficio de 2016”, afirmó.

Pese a estudiar la fusión con BMN, el número dos de Bankia explicó que no analiarán otras posibles operaciones a partir de junio de 2017, fecha en la que finaliza las limitación para acometer operaciones corporativas impuesta por Bruselas tras recibir ayudas por 22.424 millones de euros.
Pese a que descarta el interés por otras entidades que no sea BMN, Sevilla auguró un proceso de consolidación en el sector bancario europeo durante el próximo año como medio para ganar eficiencia y superar la “travesía por el desierto” que se ha vivido este año.

Recordó que tanto el BCE, como su presidente, Mario Draghi, han manifestado en varias ocasiones que el sector tiene que mejorar la eficiencia y una vía para conseguirlo es a través de las fusiones. “Creo que se podría producir en algún momento de 2017, y el caso de BMN se encuentra entre estos”, argumentó, e insistió en que en un entorno de bajos tipos de interés como el actual, la eficiencia “es clave” para las entidades financieras.

Bankia, en este sentido, es la entidad con uno de los mejores ratios de eficiencia. Es del 47,7%, y pasa a ser del 51,8% sin tener en cuenta los resultados por operaciones financieras (ROF).
Tras el fuerte ajuste llevado a cabo por el banco en 2013, con la salida de 6.000 empleados y el cierre de más de 1.000 oficinas, el banco descarta nuevos ajustes importantes, pero el banco “no quiere dormirse en los laureles”, por lo que tomará medidas en cada momento para mejorar su ratio de eficiencia. De momento, en un año ha vuelto a cerrar 77 oficinas en un año. Tiene 1.855.
Como en el caso de Santander, Bankia espera que sus resultados sean mejores al cierre del ejercicio, lo mismo que su margen de intereses, que cayó un 21,4%. El último trimestre del año no tendrá “más complicaciones” para la cuenta de resultados y será “más estable”, beneficiado por una estacionalidad positiva. “Vemos un margen financiero un poco mejor en el último trimestre estanco del año”, declaró.

De la cuenta de resultados también destaca la caída de las dotaciones y provisiones en casi un 50%, que no han evitado el recorte del beneficio. Sevilla aseguró que la nueva circular contable del Banco de España que entrará en vigor en el último trimestre tendrá un efecno neutro en la cuenta del grupo.

La rentabilidad sobre recursos propios (ROE) es del 8,24%, pese a ser tras Bankinter la más alta, está lejos del 10% que se impuso para el pasado año.

Escaso efecto de las demandas institucionales

El número dos de Bankia defendió ayer que la salida a Bolsa del grupo en 2011, con Rodrigo Rato como presidente, cumplió “con todos los requisitos” de este tipo de operaciones. Además, en el debut bursátil de la entidad intervinieron “supervisores, reguladores y auditores”, recalcó Sevilla en respuesta a una pregunta sobre si el Banco de España debería hacer autocrítica por su actuación en el proceso. En las últimas semanas el juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu, que investiga las supuestas irregularidades en la salida a Bolsa de Bankia, ha recibido varios correos internos de un inspector del supervisor en el que cuestionaba la viabilidad del grupo. Pero para Sevilla, los correos aportados y las declaraciones del Banco de España iban en la misma línea y coincidían en una idea: las provisiones que había en el grupo antes de su debut bursátil “eran las que tenía que haber”. En cuanto a las demandas de los grandes inversores afirmó que se mantienen aproximadamente en unas 70, y destacó que en los últimos meses muchas sentencias están dando la razón a la entidad y recogiendo la doctrina del Supremo, que distingue entre los pequeños accionistas de los grandes. “Somos optimistas al pensar que vamos a ganar estas demandas que tenemos en el tramo institucional y el impacto de todo esto va a ser muy limitado”, insistió José Sevilla. Los demandantes son Iberdrola, Grupo Villar Mir, Meliá o Duro Felguera.

Normas