Informe IFO

La zona euro se asoma de nuevo a la estanflación

Angela Merkel Ampliar foto

La baja inflación le ha dado un respiro a la economía de la zona euro en los tres últimos años. El PIB de esa región económica lleva creciendo 13 trimestres consecutivos. Excepto en uno de ellos, los restantes trimestres el crecimiento no ha superado el medio punto, lo que se ha visto compensado en gran medida por el bajo nivel de precios, que ha servido para mejorar el poder adquisitivo de familias y empresas. En el citado período, los precios no han avanzado más de medio punto en los primeros trimestres y en los dos años siguientes estuvieron en cero o tasas negativas.

Todo eso puede cambiar en los próximos trimestres. Ese es al menos el diagnóstico que subyace en el informe hecho público por los tres institutos estadísticos de Francia, Italia y Alemania (Insee, Istat e IFO), en el que se establece la divergencia entre precios y crecimiento en la zona euro para los próximos trimestres. Mientras que la inflación repuntará con fuerza desde el 0,3% del tercer trimestre en el tercer trimestre, al 0,7% en el cuarto trimestre hasta llegar al 1,3% en el primer trimestre de 2017, lo que significa el nivel más alto en tres años, el crecimiento del PIB irá justamente en sentido inverso. Desde el 1,6% anual del trimestre, bajará al 1,5% en el cuarto y al 1,4% en el primero de 2017.

Eso significa que Europa, tras tres años de tregua, se enfrenta de nuevo al riesgo de estanflación: crecimiento bajo y precios altos. Y en ello va a tener un peso fundamental, la evolución del barril de Brent, de referencia en Europa, que marca un mayor o menor precio de la energía. Desde mediados de 2014, en el que cotizaba a 115 dólares, el precio se desplomó en dos fases hasta llegar a 28 dólares a finales de enero de 2016, lo que supuso un ajuste del 75%. Desde esa fecha ha iniciado una recuperación en sentido contrario, pasando de 28 a 53 dólares en ocho meses.

Un alza de cuatro dólares en el barril de crudo cuesta a España 2.000 millones

Y uno de los países más perjudicados por este encarecimiento de la energía y la desaceleración económica puede ser, paradójicamente, España, el país que más crece en la actualidad en la zona euro, con tasas intertrimestrales del 0,8% y anuales del 3,2%. Funcas augura que el crecimiento se moderará a partir del tercer trimestre de este año a tasas del 2% anual, mientras que la inflación repuntará con fuerza al 0,7% en diciembre y al 1,3% en diciembre de 2017. La economía española puede ser una de las más afectadas de la zona euro, por su elevada dependencia del exterior para comprar petróleo. Solo produce el 0,2% de lo que consume y tiene que exportar el resto del extranjero. Un precio mayor o menor del barril de Brent aporta o detrae fondos públicos para garantizar el abastecimiento de la energía. La media de este año entre enero y octubre se ha situado en 43 dólares por barril y el informe de los tres institutos prevé que la media el año que viene en la zona euro se situará en 47 dólares. Un incremento de cuatro dólares supone un aumento del gasto cercano a los 2.000 millones de dólares.

Todos los indicadores de actividad que analizan los servicios de estudio reflejan una pérdida de impulso en la última parte del año y en el primer trimestre de 2017. La producción industrial iniciará el próximo año sin crecimiento, la inversión empresarial bajará desde un crecimiento del 2,2% en el tercer trimestre hasta un 1,6% en el primero de 2017, mientras que el consumo de los hogares retrocederá del 1,6% al 1,4% en ese mismo período de tiempo.

Eurostat, la oficina estadística de la Comisión Europea, hizo públicos ayer los datos de ahorro e inversión de los hogares en la zona euro correspondientes al segundo trimestre, que revelan un incremento más acelerado del primero respecto al segundo. Entre abril y junio, la tasa de ahorro, entendida como el ahorro total dividido entre los ingresos, ascendió al 12,8%, lo que supone el nivel más alto desde el último trimestre de 2011 y el más elevado para un segundo trimestre en los últimos cinco ejercicios. La tasa de inversión también ha crecido hasta el 8,6%, el nivel más elevado desde 2012. Los datos de la inversión empresarial también denotan un crecimiento contenido. Sube al 22,2% del valor añadido, un dato inédito desde 2012.

Las situaciones, sin embargo, son muy diferentes por países. En el segundo trimestre, el PIB de Francia no creció, el de Italia cayó, mientras que el de Alemania creció cuatro décimas. Todo ello ha llevado a que la confianza de los inversores alemanes haya repuntado en octubre, según el indicador elaborado por el instituto de investigaciones económicas ZEW. Este ha subido a 6,2 puntos desde los 0,5 puntos de septiembre, aún muy por debajo de su media histórica de 24,1 enteros, lastrado por las dudas sobre la salud del sector bancario de Alemania. En cuanto a la valoración de la presente coyuntura en la economía germana, los inversores también han expresado una mayor confianza, con una mejora del indicador correspondiente hasta los 59,5 puntos, frente a los 55,1 del mes anterior. “La mejora de la confianza económica es un signo de la relativamente robusta actividad económica en Alemania”, destacó Achim Wambach, presidente del ZEW.

 

El PIB del Reino Unido puede caer un 9,5%

Reino Unido puede perder unos 66.000 millones de libras (72.864 millones de euros) de recaudación fiscal anual si el Reino Unido opta por un “brexit duro”, la salida de la UE sin acceso al mercado único, según informó ayer el diario The Times. De acuerdo con unos documentos oficiales a los que el periódico británico dice tuvo acceso, el PIB británico podria descender un 9,5% si abandona el mercado único y tiene que depender de las reglas de la Organización Mundial de Comercio (OMC) para comerciar con la UE.

Una caída tan importante de ingresos fiscales puede obligar al Gobierno a reducir el gasto público o subir los impuestos, de acuerdo con el análisis del rotativo. La posible disminución de ingresos llevaría los ingresos fiscales a 716.000 millones de libras (790.464 millones de euros) que el Gobierno espera recaudar este año.

Normas