Distribución

Los dueños de Alcampo lanzan un órdago a Media Markt en España

La primera tienda de Electro Depot abrirá el 27 de octubre en Madrid

La primera tienda de Electro Depot en Madrid, en el centro comercial Cuadernillos.
La primera tienda de Electro Depot en Madrid, en el centro comercial Cuadernillos.

El cash&carry de los electrodomésticos y la tecnología –un modelo inspirado en los almacenes de la venta al por mayor– desembarca en España. La cadena francesa de electrodomésticos Electro Depot se prepara para abrir su primera tienda en Madrid el próximo 27 de octubre en el centro comercial Cuadernillos de Alcalá de Henares. Un órdago al liderazgo de Media Mark en el sector de los dueños de Alcampo, los accionistas mayoritarios de la compañía, que aseguran rebajar los precios un 20%. Además, prevé una segunda apertura en una localización aún por determinar en el sur de Madrid antes de fin de año, según ha adelantado este lunes a Cinco Dias Pascal Chabert, director general de la compañía en España.

El nuevo establecimiento tendrá una superficie de 2.000 metros cuadrados y empleará a 17 trabajadores. Los productos que venderá, expuestos sobre palets y en su embalaje original, tendrán una disponibilidad limitada y cubrirán las secciones de electrodoméstico, imagen y sonido, informática y telefonía.

En este ámbito, la firma se enfrenta como principal competencia a Media Markt. De hecho, la primera tienda de Electro Depot en España se situará a apenas 900 metros de otra de la cadena alemana. En este sentido, la francesa asegura que sus precios son un 20% más baratos que los de la competencia, debido a la sobriedad de sus tiendas y a la reducción de costes en la logística y el transporte, gracias a manejar pedidos de gran volumen.

“Proponemos un nuevo concepto en Europa sobre el retail de los electrodomésticos. Somos una empresa low cost en todos los puntos del negocio”, ha asegurado Chabert. El modelo de la tienda es, según el director general, prescindir de la publicidad y los períodos de grandes descuentos y ofertas (por los que se caracteriza Media Markt) para ofrecer siempre los precios más bajos. Sin embargo, también valoró la posibilidad de hacer ofertas puntuales sobre stocks adquiridos a precios muy bajos, pero que en ningún caso serán promocionados. “Queremos que el cliente venga a nuestra tienda porque sepa que tenemos siempre los precios más bajos y no por un chollo puntual”, ha comentado.

Para conseguir estos precios más económicos, Electro Depot se basa en las marcas blancas. Para ello, un equipo de su central busca en base a las necesidades del cliente las fábricas (en su mayoría chinas, según Chabert) donde puedan adquirir los electrodomésticos más baratos. “Nuestros clientes se fijan en los precios y no en las marcas”, ha asegurado el responsable de la compañía en España. Es, sostuvo, lo que les diferencia fundamentalmente de Media Markt.

Este es el intento de la familia Mulliez –propietarios también de grandes cadenas de distribución como Alcampo, Leroy Merlin, Decathlon, Norauto o Kiabi– por entrar en el mercado español de la electrónica. La saga es la única accionista del grupo HTM, matriz de Electro Depot, que en 2015 alcanzó los 3.000 millones de cifra de negocio. Esta compañía es además la propietaria de otras nueve marcas de origen francés, como Boulanger, todas ellas dedicadas a la electrónica de consumo.

Además de esta inminente apertura en España, Electro Depot cuenta con 70 tiendas en Francia y 3 en Bélgica. La firma nació en 2004 con su primer establecimiento en la ciudad de Lille y afronta el futuro con el objetivo de superar el centenar antes de 2020. Por el momento, la firma dirigida por Pascal Chabert ocupa el 3,6% de la cuota de mercado francés y cuenta con una plantilla formada por 1.389 trabajadores.

Normas