Se valora la versión 53 del navegador de Google
Chrome

El consumo de Chrome puesto a prueba, ¿será mejor que hace un año?

Uno de los hándicaps que tiene Google Chrome es que el consumo de batería que realiza en los equipos portátiles suele ser mayor que el que ofrecen otros desarrollos con los que compite en el mercado. Pero, eso sí, se ha mejorado bastante de un año a esta parte como demuestra un vídeo en el que se compara con la versión del navegador que se utilizaba en esos momentos.

De esta forma, se pone en juego a la versión 53 rente a la 46 de Google Chrome, para que se tenga una valoración de lo que se ha conseguido avanzar en el ahorro de energía. Así, por poner un ejemplo, se puede reproducir vídeo en streaming por un tiempo adicional de algo más de 2 horas y 10 minutos, lo que es mucho si se tiene en cuenta que este tipo de contenidos son exigentes tanto por el código que se ejecuta como por la necesidad de estar adquiriendo datos de forma constante.

El caso, es que según los desarrolladores de Google el ahorro media que ofrece la versión 53 de Chrome, que es la que actualmente se descarga de los servidores (y que ofrece interfaz Material Design), es de una media del 33%, lo que es una buena cantidad ya que esto afecta de forma significativa al tiempo de uso que consiguen los usuarios aprovechando al máximo las baterías de sus portátiles. Y, en condiciones de movilidad, esto es muy importante ya que ahora son muchos los que usan el navegador para realizar todo tipo de acciones, incluidas las profesionales.

Una imagen vale más que mil palabras

Este dicho es cierto y, por ello, en Google han grabado en funcionamiento dos equipos exactamente iguales -cada uno de ellos con las mencionadas versiones de Google Chrome- y, de esta forma, que se pueda apreciar de forma visual cómo se ha mejorado en lo referente al ahorro de energía y como no hay duda alguna que la versión más moderna (que incluso más eficiente con las extensiones) es mucho mejor:

Por lo tanto, parece bastante claro que es positivo el actualizar a la versión 53 del navegador de Google, ya que su eficiencia energética así lo indica. Además, corrige agujeros de seguridad y, si no gusta el aspecto que tiene, siempre es posible deshabilitar para que la interfaz de usuarios sea la habitual del trabajo de la compañía de Mountain View (aquí se pueden conocer los pasos para hacer esto).

Normas