Casi el doble de densidad
En 2017 llegarán baterías para móvil con el doble de autonomía

En 2017 llegarán baterías para móvil con el doble de autonomía

Hay un problema evidente en los teléfonos inteligentes, y no es sino la batería. El desarrollo tecnológico de los mismos, su evolución a lo largo de los años, se define por el aumento en las prestaciones de componentes como la pantalla, el procesador, la memoria RAM e incluso el almacenamiento, entre otros componentes. Una evolución rápida que juega en contra de la eficiencia energética, en algunos casos, y que ha sido desproporcionada en comparación con el avance que han experimentado las fuentes de alimentación en estos dispositivos móviles: las baterías.

El MIT desarrolla baterías mucho más densas para móviles: está programado que se estrenen durante el año 2017

Este año, y también el anterior, las tecnologías de carga rápida de las baterías para smartphone han comenzado a expandirse en el segmento de la gama alta. Y también fabricantes como Xiaomi han apostado por baterías más densas, mientras que Huawei se ha mantenido firme en su decisión de no saltar a resoluciones QHD ó 4K en pro de la autonomía de sus terminales. Como alternativa a todo esto, el Instituto Tecnológico de Massachusetts está trabajando en el desarrollo de baterías notablemente más densas. Es decir, de menores dimensiones pero con mayor capacidad de almacenamiento energético.

En 2017 llegarán baterías para móvil con el doble de autonomía

Actualmente, las baterías de iones de litio, al otro lado del cátodo y sin contacto gracias a la separación física con una 'barrera' dedicada a ello, incorporan un compuesto de silicio de alta densidad. Esto las más avanzadas, las que alcanzan hasta 300 Wh/kg. Pues respecto a esta tecnología, el MIT propone algo mucho más avanzado, que permitirá alcanzar hasta 500 Wh/kg, con un ánodo 'ultra delgado' de metal de litio.

Con esta 'nueva fórmula', que está en desarrollo y se espera comience a comercializarse en el año 2017, se puede conseguir casi un 50% de autonomía. El dato interesante es que la densidad es de casi el doble. Es decir, que abre las puertas a la posibilidad de hacer móviles mucho más delgados manteniendo exactamente la misma autonomía, o bien terminales de idéntico grosor a los actuales, pero con una capacidad de carga y autonomía casi el doble de superior.

Normas