Automoción

Volkswagen empuja su estrategia hacia los coches eléctricos

La automovilística alemana afirma que el 25% de sus ventas en 2025 vendrán del negocio eléctrico.

Tendrá 30 modelos exclusivamente enchufables

El consejero delegado de VW, Mathias Mueller
El consejero delegado de VW, Mathias Mueller REUTERS

No esquivan la larga sombra del escándalo del falseo de las emisiones contaminantes en sus motores diésel pero Volkswagen plantea su estrategia a 2025 a partir de aquí, “aprendiendo de los errores”. La automovilística da por amortizado el plan de negocio hasta 2018 y apuesta su refundación a una estrategia total de vehículos eléctricos y autónomos. Hasta 30 modelos exclusivamente enchufados tendrá la empresa para 2025, diez más de los que tenía anunciados hasta ahora. 

Según informó la compañía, este volumen de ventas de vehículos eléctricos representará entre el 20% y el 25% de sus matriculaciones mundiales para ese ejercicio y afirmó que a lograr estos objetivos contribuirá el lanzamiento de más de 30 modelos de estas características durante los próximos diez años.

En este sentido, además de los eléctricos, la compañía “dedicará los recursos necesarios para participar de la tendencia de la conducción autónoma y la inteligencia artificial. El objetivo es patentar un sistema competitivo y propio de conducción autónoma para finales de esta década”, explicó ayer el consejero delegado de la compañía Mathias Mueller en la presentación de la estrategia. También barajan la posibilidad de desarrollar sus tecnología para baterías de almacenamiento de energía, indispensables para el desarrollo del coche eléctrico, como una “nueva línea de negocio”, tal y como ha hecho Tesla con sus baterías para hogares.

La inversión en Gett, empresa de tecnologías para coches compartidos, permitirá a Volkswagen “desarrollar servicios a medida para los clientes, desde viajes compartidos, transporte a demanda a robotaxis”. “El objetivo de Volkswagen es que la nueva división de soluciones de movilidad genere unos ingresos por encima de los mil millones de euros”, señaló el consejero.

En este sentido, Volkswagen explicó que su actual gama de modelos compuesta por 340 variantes de vehículos diferentes será “orientada sistemáticamente” hacia el crecimiento rentable, teniendo en cuenta las necesidades de los clientes y de los mercados regionales.

Al mismo tiempo, la corporación revisará su estrategia de plataformas modulares para reducir la complejidad en el desarrollo y la producción y para aumentar la eficiencia. Además, señaló que continuará sus planes de crecimiento en mercados atractivos y mantendrá sus planes de expansión anunciados en China y Norteamérica.

Además, explicó que su previsión es participar en el segmento 'low cost', especialmente en mercados como el asiático y para lo que se asociará con empresas locales. En este sentido, apuntó que está manteniendo conversaciones “avanzadas” sobre este asunto.

El presidente de la compañía, Matthias Müller, destacó que el nuevo plan estratégico permitirá al grupo estar más centrado y ser más eficiente, innovador, orientado al cliente y sostenible, lo que le permitirá generar un crecimiento rentable. Igualmente, aseguró que mejorar la rentabilidad y la eficiencia de la marca Volkswagen será una de las claves de este programa.

  • DIVERSIFICACIÓN DE NEGOCIO

Por otra parte, el grupo con sede en Wolfsburg subrayó que también pasará a ofrecer de forma independiente los recursos necesarios para alcanzar la conducción autónoma del futuro y también la inteligencia artificial, con el objetivo de crear un sistema de conducción autónoma desarrollado internamente para finales de década.

Al mismo tiempo, la corporación germana estudiará la posibilidad de diversificar su negocio tradicional de fabricación de vehículos mediante el desarrollo de tecnología de baterías para automóviles eléctricos

Volkswagen también realineará su negocio propio de componentes, que cuenta con una plantilla formada por 67.000 personas, cuyas actividades se combinarán de forma sistemática entre las marcas del grupo. La intención de estas medidas es aumentar la competitividad, la eficiencia y contribuir a la movilidad eléctrica del futuro.

En lo referente a vehículos industriales, la multinacional confirmó su objetivo de crear un “campeón global” con las marcas Scania, MAN y Volkswagen Vehículos Comerciales y de convertirse en la empresa más rentable del sector.

Dentro de los cambios que llevará a cabo la multinacional en el marco de su nueva estrategia también se incluye un negocio intermarcas de soluciones de movilidad, con el que prevé lograr unos ingresos de más de 1.000 millones de euros al año para 2025.

  • INVERSIONES

Por otro lado, la multinacional germana confirmó que sus inversiones bajo esta estrategia estarán por encima de los 10.000 millones de euros, con un ratio de inversión de capital por volumen de ventas del 6% para 2025.

Además, las inversiones en I+D bajarán hasta el 6% de la facturación en dicho período, mientras que el retorno operativo sobre ventas, que en 2015 fue del 6%, pasará a entre el 7% y el 8% en 2025, con un retorno de capital de más del 15% en la división de Automoción en dicho horizonte.

“El Volkswagen del futuro inspirará a sus clientes con vehículos fascinantes, servicios financieros a la medida de la demanda y soluciones de movilidad inteligentes”, subrayó el máximo responsable de la empresa