Política monetaria

Claves para seguir las palabras de Draghi

El presidente del BCE, Mario Draghi.
El presidente del BCE, Mario Draghi.

Tras la histórica batería de medidas lanzadas en marzo por el Banco Central Europeo (BCE), los expertos no esperan grandes novedades en la reunión de hoy, que se celebra en Viena, aunque no se descarta que sugiera nuevos estímulos teniendo en cuenta que la inflación de la zona euro continúa en negativo (el IPC se situó en el -0,1% en mayo). Así, es posible que la rueda de prensa posterior al consejo de gobierno de la autoridad monetaria pueda “generar titulares importantes”, afirman en Link Securities.

  • Efectos de la política monetaria

Esperar y ver antes de volver a actuar. De acuerdo con los analistas, Draghi no tomará hoy nuevas medidas de política monetaria no convencional. El pasado marzo, el BCE recortó los tipos de interés al 0% y la facilidad de depósito hasta el -0,4%, entre otras cosas. Así, los mercados prevén que hoy el banquero italiano tendrá un tono moderado y prudente. “Entendemos que el BCE se mantendrá a la espera de comprobar si sus medidas en materia de política monetaria están teniendo el efecto buscado antes de adoptar nuevas”, señalan en Link Securities. Por su parte, Rose Marie Boudeguer, directora del servicio de estudios de Banca March, recuerda que Draghi “ha manifestado que están centrados en la implementación de los programas vigentes y en el seguimiento de sus resultados, paso que ven necesario antes de plantearse la necesidad de otras acciones”.

  • Seguimiento de la inflación

Sin embargo, la baja inflación de la zona euro podría llevar al BCE a dejar la puerta abierta a más estímulos monetarios en los próximos meses para evitar la deflación. “No descartamos que Draghi vuelva a “amenazar” con la adopción de más medidas si no se logra que la inflación repunte en la región en los próximos meses”, dice Link Securities. Mientras, Rose Marie Boudeguer, de Banca March, cree sin embargo que el BCE se mostrará "algo más reticente a considerar nuevos estímulos en lo que queda de este año", dado que, a su juicio, aunque la inflación no remonta el vuelo "el mantenimiento de tipos bajos durante un largo período sería suficiente para lograr el repunte previsto de la inflación en 2017".

  • Detalles sobre el programa de compra de deuda

La atención estará puesta en las explicaciones y detalles que ofrezca Draghi sobre la implementación de las medidas aprobadas el 10 de marzo, como las nuevas subastas de liquidez para los bancos (LTROs) y el programa de compras de bonos corporativos (que arrancó ayer de forma oficial).

Se especula con que la institución dé más detalles sobre las fechas de las cuatro macrosubastas que llevará a cabo el BCE, conocidas como TLTRO II. “En cuanto al programa de bonos corporativos, esperamos conocer con mayor exactitud las cantidades involucradas y la distribución de las compras en términos sectoriales y geográficos”, dice Rose Marie Boudeguer, de Banca March. Los analistas anticipan unas compras de entre 5.000 y 10.000 millones de euros al mes.

  • Elegibilidad de la deuda griega

Otro punto de interés serán las decisiones que se tomen sobre la elegibilidad de la deuda griega, después de que el Eurogrupo haya ratificado que el país heleno está cumpliendo con las exigencias del tercer rescate.

En febrero de 2015 el banco central anunció que no admitía la deuda griega como colateral para que los bancos locales pudiesen acceder a su financiación, ya que la llegada de Syriza al Gobierno no garantizaba el cumplimiento de las exigencias del plan de rescate.

No obstante, el 26 de mayo el Eurogrupo decidió dar el visto bueno a la revisión del tercer rescate a Grecia, por lo que el responsable del departamento de análisis de Intermoney, Francisco Vidal, considera “muy probable” que el BCE vuelva a admitir la deuda helena como colateral. En este sentido, el experto ha explicado que si Grecia cumple con las exigencias del plan de rescate, la máxima institución monetaria europea considerará su deuda como elegible.

Grecia “podría abandonar próximamente el ELA (línea de liquidez urgente y más cara del BCE) para pasar a financiarse como el resto de bancos centrales europeos (poniendo su deuda pública como colateral)”, apuntan desde Renta 4.

  • Nuevas proyecciones

El BCE anunciará también sus previsiones de crecimiento e inflación para 2016-18. Y no hay mucha coincidencia entre los expertos. “Estaremos especialmente pendientes de las previsiones de inflación, tras la importante subida del precio del crudo desde los mínimos de enero (+80%). En caso de revisarse al alza las expectativas de inflación, el mercado podría interpretar que no habría QE adicional más allá de marzo de 2017”, comentan en Renta 4. Desde Intermoney, consideran que el BCE podría ajustar a la baja las previsiones de inflación para 2016, desde el 0,1% anterior al 0%, “un movimiento que recogería las actuales tasas negativas del IPC en la eurozona que creemos que perdurarán hasta julio”.

Por su parte, Link Securities espera que “el BCE revise al alza sus expectativas de inflación, lo que sería toda una novedad y el primer efecto positivo de las políticas de 'ultraliquidez' monetaria que viene aplicando la institución. La incógnita es lo que hará el BCE con sus expectativas de crecimiento económico”, tras haber sorprendido el PIB del primer trimestre de la zona euro.

  • Posición sobre el Brexit

A pocas semanas de que se celebre el referéndum de Reino Unido en el que se votará la permanencia o no en la Unión Europea, el mercado quiere conocer qué posición tiene el BCE en caso de que gane el Brexit.