Automóvil

VW: "O hay dinero para todos o no hay para nadie"

Empleados de Volkswagen se manifiestan en la planta de la compañía en Wolfsburgo (Alemania) hoy, 11 de mayo de 2016. Miles de empleados están en huelga contra un nuevo convenio salarial que afecta a 120.000 empleados.
Empleados de Volkswagen se manifiestan en la planta de la compañía en Wolfsburgo (Alemania) hoy, 11 de mayo de 2016. Miles de empleados están en huelga contra un nuevo convenio salarial que afecta a 120.000 empleados. EFE

Unos 30.000 empleados de Volkswagen en Alemania salieron hoy a la calle para protestar porque la dirección les ha quitado la prima de participación en los beneficios de la compañía, mientras que sus miembros han cobrado gratificaciones.

Los empleados de Volkswagen piden una prima alternativa de reconocimiento para los 120.000 trabajadores de las fábricas en Alemania.

El presidente del comité de empresa de VW, Bernd Osterloh, dijo hoy: “o gratificaciones para ninguno o para todos”.

Los trabajadores del grupo automovilístico alemán VW no van a cobrar una participación en los beneficios porque la compañía sufrió en 2015 una pérdida neta de casi 1.600 millones de euros por las provisiones para las modificaciones técnicas en los motores diésel y los costes de los litigios.

No obstante, los empleados insisten en que trabajaron el año pasado y no tienen nada que ver con la manipulación.

El sindicato del sector del metal IG Metall ha pedido en la actual negociación del nuevo convenio colectivo una subida salarial del 5 % para los trabajadores de Alemania.

La dirección de VW ha solicitado cautela en las negociaciones dada la difícil situación que atraviesa el fabricante automovilístico alemán y la fuerte competencia.

La remuneración total de los miembros de la junta directiva de Volkswagen fue de 63.244.460 euros en 2015.

La junta directiva de Volkswagen ha renunciado parcialmente a su remuneración variable, que depende de cómo marchen las acciones, y la cobrará dentro de tres años si la cotización de los títulos vuelve a subir.

En paralelo, el consejo de vigilancia del grupo alemán Volkswagen ha recomendado a los accionistas que ratifiquen las acciones y decisiones llevadas a cabo por el comité de dirección y por el consejo de vigilancia en relación con el caso del software que alteraba las emisiones de óxidos de nitrógeno (NOx) durante el año pasado.

Este organismo destacó que la propuesta de ratificación de las actuaciones de los órganos de gobierno de la empresa a lo largo de 2015 en la junta anual de accionistas no implica ninguna renuncia a emprender posteriores reclamaciones de compensación.

La corporación apuntó que esta recomendación se basa en la información disponible en la actualidad, en relación con la investigación que está llevando a cabo en Estados Unidos la firma Jones Day y que todavía no ha finalizado.

La compañía explicó que el consejo de vigilancia encargó una investigación para comprobar su se habían producido faltas al deber por parte de algún miembro actual o anterior del comité de dirección. Así, afirmó que, aunque la investigación todavía se está implementando, no se han detectado “faltas graves” en este sentido.

En este línea, la empresa destacó que la ratificación del consejo de vigilancia refleja la confianza en la capacidad del actual comité de dirección para gestionar el caso del software y de llevar a la empresa de nuevo hacia un futuro exitoso.