Escándalo de emisiones contaminantes

VW llega a un acuerdo con EE UU: recomprará hasta 482.000 coches

Recompensará a los propietarios que arreglen los vehículos y les ofrecerá cancelar sus créditos de financiación

Aumenta a entre 10.000 y 20.000 millones sus provisiones por el caso del software

Coches de VW.
Coches de VW. EFE

Volkswagen ha alcanzado un acuerdo preliminar con el departamento de justicia de EE UU por el escándalo de las emisiones. El grupo alemán ha anunciado que recomprará hasta 482.000 coches trucados.

La empresa también recompensará adicionalmente a los propietarios que vendan sus vehículos o los arreglen. Creará un fondo para promover iniciativas ecológicas en el sector del automóvil. y en paralelo ofrecerá también cancelar los créditos que tengan concedidos los clientes para financiar la compra de los vehículos afectados.

Tras el principio de acuerdo, el juez encargado del caso ha dado a las dos partes un plazo que finalizará el próximo 21 de junio, en el que deberán preparar un documento final de acuerdo, que deberá ser informado publicamente y necesitará de la aprobación judicial para tener efecto.

La compañía ha aumentado además a entre 10.000 y 20.0000 millones de euros sus provisiones por el caso del software que alteraba las emisiones de óxidos de nitrógeno (NOx) de algunos vehículos con motor diésel.

Según informaron fuentes cercanas a la compañía a Reuters, esta decisión supone incrementar los fondos reservados inicialmente por la multinacional que preside Matthias Müller y que se situaban en 6.700 millones de euros.

“No hay indicios de que esto supere significativamente los 20.000 millones de euros”, aseguraron dichas fuentes a Reuters. “Por lo que sabemos, sin duda serán más de 10.000 millones de euros”, añadieron.

Este monto se destinará a cubrir el pago de las posibles indemnizaciones a los clientes, así como a la reparación de los vehículos afectados por la problemática de las emisiones y también al abono de una posible multa del Departamento de Justicia de Estados Unidos.

Las fuentes consultadas señalaron que esta provisión incluye los 6.700 millones de euros anunciados por la corporación con anterioridad y afirmaron que el pago podría dilatarse durante los próximos dos años.

VW explicó que los acuerdos tendrán que ser finalizados en los próximos meses y que serán incorporados “en un acuerdo global” en el que también se incluirá la Comisión Federal de Comercio (FTC), que el mes pasado presentó una demanda contra la empresa por publicidad engañosa de sus vehículos diésel. Pero la empresa añadió que las investigaciones criminales que han lanzado el Departamento de Justicia y los fiscales generales de diferentes estados no resultarán afectadas por el acuerdo.

Volkswagen también se enfrenta a demandas presentadas de forma individual por consumidores en todo el país y que no han sido incorporadas en la demanda colectiva bajo la supervisión de Breyer.

Y el acuerdo no cubre alrededor de 80.000 vehículos dotados con motores turbo diésel de 3 litros que también tienen instalados el software ilegal que oculta sus emisiones reales de óxidos de nitrógeno.

A pesar de ello, el acuerdo en principio supone un alivio para la marca alemana que ha estado bajo la lupa desde que en octubre de 2015 se supo que desde hace años trucaba sus motores diésel con un software ilegal que detecta cuando el vehículo está siendo sometido a pruebas de emisiones.

El software, instalado presuntamente en millones de vehículos en todo el mundo, cambia las características del funcionamiento del motor para reducir las emisiones de óxidos de nitrógeno pero afecta negativamente el rendimiento del motor y su consumo.