Presenta sus propuestas para negociar la investidura

Las recetas del PSOE: más gasto público y reforma fiscal

Defiende retrasar a 2017 el compromiso de reducir por debajo del 3% el déficit público

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez.
El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez.

Derogar la reforma laboral, bajar el IVA cultural, aprobar un “ingreso mínimo vital”, subir el salario mínimo o poner en marcha una nueva reforma fiscal. Son algunas de las propuestas que el PSOE ha incluido en el documento que servirá de base para negociar y recabar apoyos para la investidura de su líder, Pedro Sánchez. Con el nombre Programa para un Gobierno progresista y reformista, el PSOE ha publicado un extenso catálogo de medidas que pondría en marcha en el caso de llegar a La Moncloa. Estas son algunas de ellas:

  • REFORMA LABORAL

Ciudadanos rechaza subir el SMI y propone un complement salarial que no afectaría a los costes laborales de las empresas

El PSOE apuesta por derogar la reforma laboral que aprobó el Gobierno de Mariano Rajoy en la anterior legislatura. En concreto, rechaza la primacía que se concede a los convenios de empresa sobre los de ámbito superior, defiende el mantenimiento de la ultraactividad y aboga por eliminar el “procedimiento actual que permite al empresario de forma unilateral la modificación sustancial de condiciones de trabajo”. Además, los socialistas se comprometen a suprimir el contrato indefinido de apoyo a los emprendedores, que, en su opinión, solo ha servido para precarizar más la situación de los empleados jóvenes.

El documento que el PSOE negociará principalmente con Ciudadanos contempla aprobar un nuevo estatuto del trabajador y poner en marcha medidas como la reducción a tres de las modalidades de contrato de trabajo. En este ámbito, Ciudadanos defiende un contrato único, aunque no lo incluyó entre las medias prioritarias que presentó la semana pasada.

  • SUBIR EL SALARIO MÍNIMO

Nada más constituirse las Cortes, el PSOE presentó una batería de medidas y, entre ellas, destacó el incremento del salario mínimo. En el documento publicado ayer, el PSOE defiende “un acuerdo de Consejo de Ministros de subida del SMI con el fin de recuperar la pérdida de poder adquisitivo”. Podemos contempla medidas similares en su programa. En cambio, Ciudadanos rechaza subir el salario mínimo y, en su lugar, aboga por aprobar un complemento salarial que el Estado abonaría a los asalariados con nóminas bajas. El partido de Albert Rivera asegura que su medida es más efectiva porque incrementa el poder adquisitivo de los trabajadores más humildes sin subir los costes laborales de las empresas.

  • REFORMA FISCAL

Ferraz solo contempla reducir el IVAcultural y apuesta por elevar la fiscalidad patrimonial

Los socialistas llevarán en la mesa de negociación las medidas tributarias que incluyeron en el programa electoral. A diferencia de Ciudadanos, que propuso bajar el IRPF, los socialistas entienden que no hay margen para impulsar reducciones tributarias con carácter general. Sólo contemplan bajar el llamado IVA cultural del 21% al 10%. El PSOE defiende aprobar una nueva reforma fiscal que pivotaría sobre la tributación de la riqueza. La idea es crear un comité de expertos que elabore propuestas para incluirlas en los Presupuestos Generales de 2017. Y, de forma inmediata, el PSOE aboga por fijar tipos mínimos en todas las comunidades autónomas en el impuesto sobre sucesiones y en el impuesto sobre el patrimonio. El tributo que grava las herencias prácticamente ha desparecido en muchas autonomías para familiares directos y el impuesto sobre el patrimonio no se aplica en Madrid, el territorio donde residen un mayor número de ricos.

En el impuesto sobre sociedades, el PSOE propone fijar un tipo mínimo del 15% para evitar la elusión fiscal de las grandes empresas. Se trata de una medida que también se incluye de forma genérica en el programa de Podemos.

  • INGRESO MÍNIMO VITAL

El PSOE entiende que existe una situación de emergencia social y proponen como principal medida aprobar un “ingreso mínimo vital”, es decir, una subvención directa que abonaría el Estado a los hogares que cuentan con menos recursos. Se trataría de una prestación no contributiva que tendría un coste notable para las arcas públicas. En este sentido, los socialistas defienden retrasar a 2017 el compromiso de situar el déficit por debajo del 3% del PIB. El ingreso mínimo del PSOE está más en sintonía también con Podemos, que aboga por una renta mínima. En cambio, el complemento salarial garantizado que propone Ciudadanos se limita a personas que tengan trabajo.

  • SUPERVISIÓN

El documento publicado ayer por los socialistas contempla la creación de “una Autoridad de control macroprudencial” en el Banco de España, que integraría la supervisión de las compañías de seguro y de las empresas de servicios de inversión. El subgobernador del Banco de España, Fernando Restoy, defendió recientemente ir en esa misma dirección.