Defiende que el caso VW no puede demonizar el carburante

La industria del motor defiende el diésel

Antonio J. Cobo, director general de General Motors España; José Manuel Machado, presidente de Ford España, y Francisco Roger, socio de KPMG, durante el Encuentro del Sector de Automoción del IESE en Barcelona.
Antonio J. Cobo, director general de General Motors España; José Manuel Machado, presidente de Ford España, y Francisco Roger, socio de KPMG, durante el Encuentro del Sector de Automoción del IESE en Barcelona.

El caso Volkswagen y la petición sectorial de que las ayudas a la renovación del parque automovilístico español no se acabe aún marcaron la segunda jornada del XXX Foro de la Automoción organizado por el IESE y KPMG en Barcelona. Así, igual que dijo el miércoles el presidente de la patronal española de fabricantes de vehículos Anfac y presidente de Mercedes-Benz en España, José Luis López-Schümmer, el presidente de Ford en España, Juan Manuel Machado, y el director general de General Motors en España, Antonio Cobo, han pedido directamente que no se demonice la tecnología diésel.

El consejero director general de Nissan Motor Ibérica, Frank Torres, señaló en su ponencia, de las primeras de la mañana, que la tecnología diésel es importante para la compañía que dirige y que seguirá apostando por ella. En relación al caso Volkswagen, Torres ha respondido que Nissan cumple con todas las regulaciones y no hace comentarios sobre la competencia. De todos modos, ha pedido que las administraciones colaboren con los fabricantes para que “cuadren” los objetivos de emisiones de gases contaminantes y encontrar una solución positiva para todas las partes. Afirmó que estas regulaciones deben ser “asumibles” por los proveedores y hay que trabajar conjuntamente para poder conseguir un doble objetivo: ser competitivos y cumplir con los objetivos de reducción de emisiones.

El director general de Nissan pidió nuevos planes PIVE

Torres ha sido el primero en sacar a la palestra el tema de los planes PIVE, pidiendo al Gobierno que siga apoyando a los fabricantes. Afirmó que “se ha demostrado que (el PIVE) es una herramienta que ha contribuido a seguir avanzando”. “Estamos yendo hacia el camino de los tres millones de coches fabricados y es gracias, en parte, a estas ayudas que hemos tenido y que esperamos seguir teniendo”, ha manifestado en declaraciones a los medios durante el XXX Encuentro de Automoción de IESE y KPMG.

Por su parte, el vicepresidente ejecutivo de la asociación de fabricantes de vehículos Anfac, Mario Armero, se mostró convencido en su intervención de que el escándalo de Volkswagen no afectará a las futuras ayudas PIVE, pensadas para impulsar la compra de coches más respetuosos con el medio ambiente. En declaraciones a los periodistas, el vicepresidente de Anfac se ha mostrado también optimista respecto a la resolución del caso Volkswagen y ha destacado que entre el Ministerio de Industria y la multinacional alemana se ha establecido un “hilo directo” que garantiza una comunicación “abierta, sincera y transparente”.

“Estoy convencido de que Volkswagen superará sus problemas porque tiene capacidad técnica, tecnología y recursos humanos para ello”, ha subrayado, tras señalar que Europa debe promocionar “la industria ecológica del diésel” y que ello conviene tanto a Cataluña como a España. En esta línea, el vicepresidente afirmó que “Cataluña y España necesita al Grupo Volkswagen”.

Armero destacó que la industria del automóvil española cerrará el año con unas exportaciones valoradas en 32.000 millones de euros, que en parte corresponden a los 2,3 millones de vehículos que se van a mandar fuera de las fronteras españolas. El vicepresidente resaltó que “las fábricas españolas ya están mandando 14.000 coches a China, cuando hace años sólo llegaban 45 unidades”. El mercado de Corea del Sur ya compra 40.000 vehículos españoles al año, aproximadamente.

Además, los líderes de CCOO y UGT en Cataluña, Joan Carles Gallego y Josep Maria Álvarez, respectivamente, reivindicaron en el Foro que ha llegado el momento de subidas salariales en las empresas de la automoción en España una vez el sector avanza en la senda de la recuperación. Joan Carles Gallego ha defendido la necesidad de que los trabajadores de la automoción recuperen poder adquisitivo “ahora que estamos en otro momento del ciclo económico”, tanto a nivel general como en el ámbito de la automoción, donde este año se superará el millón de unidades vendidas.

Normas
Entra en El País para participar