Un vídeo permite descubrir esto
Descubre si la estabilización al grabar del iPhone 6s supera a la del Samsung Galaxy S6

Descubre si la estabilización al grabar del iPhone 6s supera a la del Samsung Galaxy S6

La estabilización de la imagen al grabar vídeo es un avance muy interesante ya que con ella es posible evitar los “golpes” que se ven en las imágenes se corrigen y se reducen los saltos que en ocasiones se aprecian en los modelos que no incluyen esta ayuda -que molestan mucho cuando se visualizan las creaciones-.

Los modelos más avanzados del mercado ofrecen esta opción, algunos integran ayuda digital (DIS) que mediante procesos internos corrigen los fallos antes mencionados. Otros dispone de estabilización óptica (OIS), y la propia cámara por defecto es la que soluciona los problemas mostrando una suavidad bastante elevada. En un principio la segunda es más eficiente, ya que incluso a la hora de hacer fotos se nota su presencia.

Un video como comparación

En el vídeo que dejamos a continuación se compara lo que es capaz de hacer el iPhone 6s, que sólo incluye estabilización digital, frente al Samsung Galaxy S6, un modelo que integra la mencionada y, además, la óptica. De esta forma se puede saber si la nueva cámara de 12 megapíxeles del modelo de Apple es capaz de competir con la de 16 Mpx que integra el modelo de los coreanos y que es una de las mejoras que existen en la actualidad integradas en terminales móviles.

Sorprende que la suavidad de lo que graba el iPhone 6s es bastante buena pese a no integra OIS, aunque en algunos momentos se vislumbra algún tropiezo y el trabajo con la luz no es excesivamente bueno (lo que afecta a los colores e, incluso, a las sombras). En el caso del Galaxy S6, se ve que el trabajo con la luminosidad es mucho mejor, como la fluidez… pero esta se ve algo artificial, como si se flotara en algunos momento, lo que hace que se aprecien algunos trazos de “lag” (retardo).

Buen trabajo de Apple

Lo cierto es que hay que decir que el trabajo realizado por los de Cupertino es bastante sorprendente por positivo, ya que los procesos digitales que incluye son eficientes y solventes, mucho más de lo esperado. Eso sí, al grabar a la máxima calidad que permite el dispositivo el trabajo adicional hace que el teléfonos se caliente mucho… al que no ocurre con el Samsung Galaxy S6, que al realizar todo por hardware no eleva en exceso su temperatura.

Normas