La tarjeta de embarque contiene información que te pueden robar fácilmente
Cuidado con quien compartes tu tarjeta de embarque en el avión

Cuidado con quien compartes tu tarjeta de embarque en el avión

La tarjeta de embarque, cuando viajas en avión, contiene información esencial impresa, y entre los datos que aparecen podemos encontrar un código QR que es escaneado por diferentes empleados de la aerolínea para verificar tu identidad y la autorización para participar del vuelo. Ahora bien, este código QR puede dejarte al descubierto ante otras personas, que fácilmente pueden robar información a través de este mismo código QR, o bien el código de barras que utilizan las compañías como identificador del pasajero.

La información que hay detrás de este simple código, que se puede escanear con cualquier móvil, pasa desde los datos del pasajero hasta el historial de vuelos. Es decir, que no sólo se pueden conseguir nuestro nombre y apellidos, entre otros datos que tenga almacenados la aerolínea, sino también otros vuelos que hemos realizado anteriormente. Por lo tanto, exponer nuestra tarjeta de embarque supone permitir el acceso no autorizado a todas esta información, y cualquier comprobación al respecto va a pasar totalmente desapercibida para nosotros, la víctima de un ataque de este tipo.

Algunas aerolíneas comparten el identificador de sus pasajeros

Según explican investigaciones recientes al respecto, muchas aerolíneas comparten identificador para los usuarios. Quiere decir que, conseguido el código QR de una tarjeta de embarque, se puede consultar el historial de vuelos con más de una compañía. El problema, explican, no radica en la tecnología de códigos de barras y códigos QR, sino en el uso que las aerolíneas hacen de los mismos.

El problema no está en la tecnología que se utiliza

Uno de los mayores riesgos de que accedan a esta información de nuestra tarjeta de embarque, señalan, es que con determinadas compañías se puede modificar el asiento o cambiar los detalles de una reserva sin que el pasajero real pueda reconocer quién ha hecho los cambios. Aunque hay algunas aerolíneas que aplican mayor protección sobre el acceso, la mayoría sólo requieren del identificador para acceder a toda la información sobre nuestros vuelos y reservas.

Por lo tanto, dado el mal uso que se entiende que están dando las compañías a esta tecnología, es nuestra responsabilidad mantener especial cuidado sobre quién es capaz de ver este código QR o de barras. En tanto que evitemos que otra persona pueda capturar la imagen del identificador, así estaremos protegidos contra posibles robos de información de este tipo, y por supuesto evitaremos el riesgo de que apliquen cambios a nuestras reservas de vuelo.

Normas