La empresa habilita el 900 180 361 para informar

VW lanza una herramienta online para los afectados

Símbolo de Volkswagen.
Símbolo de Volkswagen.

El número de teléfono habilitado por Volkswagen (900 180 361) para proporcionar información a los clientes funciona con normalidad desde primeras horas de la tarde del sábado, tras la avalancha de llamadas que recibió después de ponerse en funcionamiento y que acabó colapsándolo debido a una sobrecarga en la red.

Todos aquellos que estén interesados en conocer si su vehículo dispone del software que altera los datos de emisiones disponen además de una alternativa, que en principio se iba a habilitar para la próxima semana. Se trata de herramienta online en la que con solo introducir el número de bastidor recibirán la información. En declaraciones a Europa Press, fuentes del grupo automovilístico han desvinculado la puesta en marcha de esta herramienta del colapso que sufre la línea de teléfono habilitada por la compañía este mismo sábado para informar a los clientes.

Los clientes de Volkswagen tienen disponible en la página web de la empresa un teléfono gratuito en el que los propietarios de vehículos Volkswagen podrán informarse de “la situación de su vehículo”. La empresa comunicó esta iniciativa al Gobierno de España el pasado miércoles. La compañía anunció además que en unos días tendrá una herramienta online disponible para los clientes, a los que avisará personalmente sobre lo que tienen que hacer. El gigante automovilístico apunta a que se hará cargo de todos los costes.

La fiscalía francesa abre expediente a la empresa

La Fiscalía francesa ha comenzado una investigación preliminar por “fraude agravado” contra el grupo alemán Volkswagen por el escándalo de los motores trucados, según informó a Efe una fuente judicial.

La decisión del Ministerio Público está motivada, explicó la fuente, por “todos los elementos aparecidos en los medios de comunicación” sobre el caso y por la notificación presentada por un cargo público de la región parisina, cuya identidad declinó ofrecer.

La investigación implica, precisó la fuente, únicamente a los vehículos que han sido vendidos en Francia. El pasado miércoles, el grupo Volkswagen anunció que en Francia hay 946.092 vehículos equipados con los motores manipulados. De estos, 191.659 son Audi, unos 92.980 son Seat, otros 65.229 son Skoda y el resto, Volkswagen Turismos y Comerciales.

Volkswagen informó el miércoles a los ministros de Industria y Medio Ambiente de que ha identificado un total de 683.626 vehículos equipados con motores diésel del tipo EA 189 EU 5 comercializados en el mercado español. Estos vehículos están equipados con el software que manipula las emisiones de óxido de nitrógeno (NOx) para que pase los controles legales medioambientales pese a que en conducción real emite mucho más (hasta 40 veces más, según la Agencia de Protección Medioambiental de EE UU, que denunció esta manipulación el pasado 17 de septiembre). De esta cifra total, 257.479 vehículos corresponden a la marca Volkswagen, 221.783 a Seat, 147.095 más a Audi, 37.082 a la marca Skoda y 20.187 unidades, a Volkswagen Vehículos Comerciales.

Aunque la compañía ha hecho hincapié en que “los vehículos afectados son seguros y aptos para la circulación”, aún no han hecho pública la campaña que llevarán a cabo para solucionar esta distorsión, presuntamente fraudulenta, entre las emisiones de NOx hechas en laboratorio y las reales. No hay información en los talleres al respecto de lo que se va a tener qué hacer, si bien, en principio, parece que se limitará a una reprogramación de la centralita del vehículo.

No hay más engaños

Por otro lado, el ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, ha asegurado que en los últimos diez días han hablado con los responsables de los fabricantes con plantas en España, que han negado contar con un dispositivo que manipulara las emisiones de sus motores, similar al que utilizaba Volkswagen.

En Los Desayunos de TVE recogidos por Europa Press, el titular de Industria apuntó que dichos directivos respondieron “categóricamente que no”, ante la pregunta de si usaban un dispositivo parecido al de Volkswagen, lo que representa un “fraude masivo”, tal y como ha reconocido la propia empresa.

Soria quiso diferenciar lo ocurrido con la compañía y lo que está sucediendo en el resto de la industria del automóvil en Europa, al tiempo que resaltó la actividad que el sector genera en la región, así como sus niveles de empleo y de inversión. “Creo que no sería bueno y tremendamente injusto generalizar a la industria europea lo que está pasando con Volkswagen”, aseguró, al tiempo que afirmó que el software que trucaba las emisiones se ha detectado en motores diésel que representan aproximadamente la mitad de las ventas en Europa y más del 90% de las comercializaciones de la empresa en Estados Unidos.

Ante esta situación, el ministro indicó que el Gobierno ha puesto sobre la mesa la devolución de las ayudas recogidas en el Plan PIVE “siempre y cuando se hayan adulterado los criterios de los planes de ayuda”. Soria subrayó que el Plan PIVE contempla incentivos vinculados a coches con un determinado tipo de emisiones de dióxido de carbono (CO2) y señaló que Volkswagen ha comunicado formalmente, en una reunión mantenida hace 48 horas en el Ministerio, que este dispositivo no está relacionado con el CO2, sino con los óxidos de nitrógeno (NOx).

Así, recordó que el director de la Agencia Tributaria, Santiago Menéndez, hizo lo propio con una eventual devolución del impuesto de matriculación, “en la medida que su exención está vinculada a un determinado tipo de emisiones”, aunque señaló que hay que esperar a los resultados técnicos para tomar una decisión.

Normas