Se enfrenta a una gran multa en Estados Unidos

Volkswagen se desploma en Bolsa tras admitir que falseó los datos de CO2

Martin Winterkorn, consejero delegado de Volkswagen.
Martin Winterkorn, consejero delegado de Volkswagen.

Volkswagen falseó los datos de las emisiones de gases contaminantes de sus coches en EEUU. Lo ha admitido y esta violación de la ley y “traición de la confianza de los consumidores”, como públicamente la denominó Martin Winterkorn, presidente del consejo de administración de la automovilística alemana, puede salirles muy cara.

Para empezar, los títulos de la compañía que a lo largo de la sesión cedieron un 32% concluyeron con una caída del 18,2%. Además, dejará de vender motores diésel TDI de cuatro cilindros en Estados Unidos, tanto nuevos como usados por ser los que se manipularon.

Pero además, la compañía se expone a una multa de más de 18.000 millones de dólares (16.000 millones de euros), más que lo que la compañía registró como beneficio neto en 2014. La automovilística ganó 11.068 millones de euros en el pasado ejercicio.

Todo esto sin contar con el “daño incalculable” que pueda tener este proceso en su imagen delante de los clientes, especialmente en el mercado estadounidense donde Volkswagen aspiraba a ganar cuota, de cara a apuntalar la primera posición en el ranking de automovilísticas mundiales. Este último semestre ha sido la primera vez que la alemana le arranca el cetro de mayor fabricante mundial de coches a la japonesa Toyota.

Todo saltó a última hora del viernes pasado. La Agencia de Protección Medioambiental (EPA) de EEUU y el estado de California acusaron a Volkswagen y Audi de falsear las emisiones de algunos de sus vehículos mediante la colocación de un software en los modelos fabricados entre 2009 y 2015 con motores diésel de cuatro cilindros. Este equipamiento les permitía cumplir con las regulaciones sobre emisiones, pese a que la contaminación real de óxidos de nitrógeno eran 40 veces superiores a lo permitido.

Bajo esta acusación, se ordenó la llamada a revisión de 482.000 automóviles. Volkswagen todavía no ha especificado cuántos modelos estarán afectados por la medida pero en principio, deberían acudir los modelos de Jetta fabricados entre 2009 a 2015; los del Beetle de entre 2009 a 2015; el Audi A3, modelos 2009 a 2015; el Golf, modelos 2009 a 2015; y el Passat, modelos 2014 a 2015.

Winterkorn asumió esta manipulación en un comunicado divulgado el domingo y agregó que el Consejo de Dirección de Volkswagen “toma muy en serio” esas denuncias. “Personalmente, lamento profundamente que hemos roto la confianza de nuestros clientes y el público. Vamos a cooperar plenamente con los organismos responsables, con transparencia y urgencia, para establecer abiertamente y completamente todos los hechos de este caso. Volkswagen ha ordenado una investigación externa de este asunto”, añadió el presidente de Volkswagen.

Además, expresó que “en Volkswagen harán todo lo que se debe hacer con el fin de restablecer la confianza de tantas personas y vamos a hacer todo lo necesario con el fin de revertir el daño que esto ha causado”, afirmó.

Normas